martes, febrero 07, 2006

En el principio fue la "entrada"

Por Funes

Solo para fanáticos


"Los primeros post de los tipos que alguna vez leí"

En el principio fue la página web. Luego de mucho procrear, la página evolucionó en este servicio. Luego fue encontrarse con otros que también tenían las mismas inquietudes. Y todos comenzaron. De una buena y putaniera vez se dio el comienzo de algo que, en algunos casos, evolucionó, y en otros involucionó. Leyendo uno se hace ducho y aprende algunas cosas. Más de uno se contradice a lo largo de todo el blog y de las entradas que ha puesto. Otros no tanto. Los proyectos de un par han perecido y los más perseverantes, tienen su premio en los cuarenta o cincuenta tipos que los leen a diario. Todo un récord si lo piensan. Espero que más de uno se emocione. Aunque en mi caso, las visitas diarias no suben de diez.

(Y si se esmeran, pueden encontrar buenos ejercicios literarios)

Luna

Final de juego
¿Presentación? ¿Ante quién?
Hoy quiero tener un blog. Todos tienen un blog. Todos no. La gente constante, la gente que quiere escribir, la gente que se deja un espacio para sí mismo y cuelga en la red lo que es, lo que quiere, lo que sueña.
Hoy yo no se qué es la constancia. Tengo las ganas, pero apenas escribo en un cuaderno que he bautizado como diario íntimo (y ni siquiera en ese espacio soy constante). Y no suelo hacerme un espacio para mí misma. Hace años, creía haber iniciado un camino que creía el indicado... siempre para ser mejor. Pero hoy ya creo que no.
Mary, mi madre, dice que siempre se aprende. Yo he aprendido a observarme reiterar mis fracasos... y muchas veces no queriendo darme cuenta.
El caso es que todos tienen blogs. Y yo no se para qué lo quiero, pero quiero el mío. Y ni siquiera me puse a investigar qué son las otras solapas de opciones que rodean este espacio para escribir... estoy anciosa... Quiero mi blog! Quiero mi blog!!
Ahora lo tengo.
¿Qué hago?
¿Lo difundo?
¿Qué cuelgo?
¿Me preocupo por no compartir con el mundo mis horrores ortográficos o me banco las críticas si alguien un día se digna a visitarme?
¿Me visitarán solo mis amigos o conoceré gente nueva?
¿Quiero conocer gente nueva?
¿Quiero ser parte de este mundo?
¿Qué quiero?
Soy Blanca Soledad... porque parece ser que así acordaron mis padres condenarme o bendecirme.. siempre depende de las modas que corran. Ya no me preocupa tanto como antes.
No estoy hecha una blanca soledad. Ando medio a la deriva... sola, muy, como nos sentimos en los momentos de mayor miseria. Pero la blancura me ha abandonado... De a ratos el mundo me cachetea una lección que me curte la inocencia y me la tira por el inodoro.
Entonces pienso, soy Luna. Ese es el nombre que elegí para mí. Me había gustado Isis, pero ya tengo una amiga que se llama así, con lo cual mi originalidad se me fue a los caños. Pero soy Luna. Esa es mi elección. Y es una de las pocas que puedo sostener estos días. No tengo mucho contenido para darme. En la medida en que lo encuentre, lo quiero colgar acá. Para recordarme que existo.
Hoy no se si es el mejor día para empezar el blog. No se si exige que todos los días le cuelgue algo...
Seguro que ahora, por fiaca, termino este texto; y cuando lo lea después voy a pensar que soy una tremenda gila. Que debí escribir algo más profundo. Que qué vergüenza. Que menos mal que nadie tiene esta página...
Ah! y "lunita a la deriva"!! Tendría también que explicar eso!!! ¿Es que no he sido suficientemente clara?
También tengo todo para decir.
"Baby steps" me decía hoy una amiga.
Baby steps.

El Inicio
Aquello comenzó hace quince años atrás en las cercanías del río Moyka, ciudad de San Petersburgo. Éramos cinco hombres. Ninguno conocía a ninguno. El frío carcomía nuestras pieles mientras el viento se disfrazaba de nieve. Fue un nueve de mayo. Se celebraba el día de la victoria en Rusia.
Nuestros cinco cuerpos se estremecían esperando lo inminente. Nadie había en aquella antigua plaza más que nosotros. El paisaje, la imagen: las paredes de viento eran blancas, los extensos pastizales eran blancos y las cinco figuras humanas sobresalían cada una en su gabán negro.
Sentíamos nuestros rostros duros como las rocas, acariciados violentamente por los cabellos que nos clavaban sus puntas. Los ojos se irritaban, se cerraban sin pedir permiso.
Estábamos impacientes por decir alguna palabra, pero no nos conocíamos, no sabíamos quienes eran los que teníamos al lado.
Las cabezas de los cino giraron automáticamente hacia la derecha cuando él comenzó a acercarse. Los ojos jamás se volvieron a cerrar.... se secaban de a poco, lagrimeaban por dolor. No pudimos sacar las manos de los bolsillos. No logramos relajar el ceño, siempre fruncido.
Sin ningún tipo de preámbulo ni reparos, él nos dijo: "el único lugar infinito e inviolable es el espacio. Búsquenlo."
Así fue como se alejó. Así fue el inicio de su orden. Así fue como cada uno de los cinco comenzó la búsqueda por el mundo, separados en algún lugar distinto .
Bienvenidos. Ésta es La orden de Kovalsky.

Pornosonetos

salvedad: en el caso de los sonetos de Ramón Paz,

se rescata uno de los últimos posteados debido al

sistema retráctil de su querido y admirado blog.

qué lindo era cojerte sin forrito

*

qué lindo era cojerte sin forrito

lorena con tu concha bien mojada

yo de espaldas y vos en mi estocada

pidiendo un poco más y despacito

y así nomás con dientes y alegría

te la metía en cuatro hasta encenderte

y sin embargo no era someterte

sino acoplarme al tren de tu energía

a tu culo macizo y sofocado

y pronto a los sopapos y esotérico

tu culo tan mordible tan esférico

y rozagante y rojo avergonzado

te llamé varias veces pero es obvio

me atendió el pelotudo de tu novio

El Remisero Absoluto

Inauguración


Staff-Muñequís

Border y guitarra eléctrica:

Fabián Casas Mairal

Delivery y guitarra acústica:

Obelix Mairal

Interview y guitarra electroacústica:

Juan Pablo Lafosse Mairal

Conexión y guitarra criolla:

Juan Incardona Mairal

Vestuario y guitarrón:

Washington Cucurto Mairal

Recepcionista y guitarra galáctica:

Zerpa Mairal

Filología y laud:

Adriana Rodriguez

Administración y charango:

Juan Terranova Mairal

Miembro Honorario: Pedro Mairal Mairal

Soprano y teclados: Vigo Mortensen Mairal

Copyright Mairal

-El Remisero Absoluto Mairal-

4 de agosto del 2005.

Moscas

Ver qué pasa ¿qué significa "la autopsia de una metáfora?"
La idea es la siguiente: moscas para leer.Fragmentos. De cuentos, novelas, chistes.Algunos textos tal vez no sean fragmentos, quizá sean simplemente breves. Ya veremos. En ese caso, delatarán el sentido fragmentario de su existencia completa.Moscas agazapadas, intentando construir un sentido total desde sus inocencias individuales.Me gustaría, quiero decir.Sacar una metáfora, una idea, del contexto que la parió, y ver qué pasa.La autopsia de una metáfora.

Unidad Funcional

Comienzo
Lo más difícil es comenzar. Cualquier cosa: una conversación, un trabajo, un proyecto, una relación, un libro…Este blog será una especie de diario público que intentará ir buscando su tono sobre la marcha.(Releo y pienso que nunca me hubiera imaginado escribir la palabra "relación" con el sentido en que la escribí más arriba. Podría borrarla en este momento, pero, sin motivo, opto por dejarlo pasar).

La vida en pijamas

Inauguracion
Desde hoy tengo mi blog.No tengo eñes ni tengo acentos (afortunadamente el copy paste desde el word es una operación simple). Pensándolo mejor, quizás ni tenga tanto para contar. Además, estoy pensando seriamente no decirle a nadie acerca de este pedacito del ciberespacio en el que planeo escribir todavía no se bien qué. La pregunta es: ¿para qué quiero entonces mi blog?

Rita T (traído desde Rodearse de objetos)
1.En el camino de regreso de la escuela, a pocas cuadras de su casa, Rita T encuentra una pareja de amantes en un umbral. Rita T tiene once años. Por cierta razón, los amantes no advierten su presencia. Así es que Rita T llega a ver a la mujer famélica aferrarse al miembro erecto del hombre y masturbarlo; después la ve girar, apoyar una mano sobre la pared y con la otra levantar la pollera para que el hombre la penetre. Los amantes se balancean durante pocos minutos y vuelven a apartarse.- Después vamos a pedirnos cosas. Si querés volvamos a vernos.Rita T llega a escuchar a la mujer decir esto, luego los amantes se alejan tanto que ya no se escucha ni se ve nada. Sólo entonces nota que el umbral es el de su propia casa y que en su delantal hay sangre.

Lolamaar

Bienvenida
Es la mejor situación para hacer una bienvenida lo menos solemne posible: a mil en el trabajo, a donde mi jefe no viene nunca pero cuando viene nos tiene que correr a todos para demostrarnos que sí, tiene autoridad.Sí, jefe. Tienes autoridad sobre mí. Pero cuando no me miras escribo la bienvenida a mi blog y en verdad todo es gracias a tí:en estos días, a la hora de la siesta, en la oficina, me hice adicta al blog de obelix al de terranova y al que ellos dos tienen junto a mis amiguitos de el interpretador, incardona y lafosse, "el remisero absoluto".Entre esa adicción, el deseo y la necesidad de ponerme a escribir un poco, y el éxito moderado pero éxito al fin que tuvo el diario de viaje entre mis amigos, acá estoy, con un nuevo blog para sumar a la divertida basura virtual.Que el fin del mundo nos pille bailando, y que mientras bailamos tengamos mucho para leernos y escribir.

Días que se empujan en desorden

Esto es lo que hay
"Todavía hace un instante alguien decía yo, alguien decía mi conciencia. ¿Quién? Afuera había calles parlantes, con colores y olores desconocidos. Quedan paredes anónimas, una conciencia anónima. Esto es lo que hay: paredes y entre las paredes, una pequeña transparencia viviente e impersonal"
JPS

Hotel Tomas

Big Brother



Evita los adjetivos innecesarios, los adverbios terminados en "mente", los tres puntos, los diminutivos y aumentativos. Y sonríe, hermano: el gran Raymond te vigila.

Monolingua

FUEGO
En el caldo tibio de la ciudad, hornadas de chetitas que ingresaron a la administración pública asesorando a legisladores de Compromiso para el Cambio.

Consideraciones Intempestivas

Los días felices

Los días felices.El sábado a las ocho y media de la noche Winnie dormía mientras la sala Casacuberta se iba llenando.Ya acomodados todos los espectadores, pensé “qué hostil es el frío de Buenos Aires con el sueño de Winnie”. Es que la gente tose y come muchos caramelos (probablemente de miel) en esta época del año.Ella seguía durmiendo. De vez en cuando movía suavemente una mano (¿qué estaría soñando?). Hasta que sonó el despertador y abrió esos ojos tan grandes, tan lindos, maquillados de celeste.Luego comenzó a decir “todo lo que se puede decir”, y a hacer “todo lo que se puede hacer” a través de la actriz Marilú Marini, quien trabajó de manera extraordinaria las asperezas del silencio, la búsqueda de alguna respuesta (o algún consuelo) en los objetos, en los recuerdos, y el deber de no caerse, de seguir, de repetir hasta agotar las palabras y llegar a la instancia dramática de preguntarse por ejemplo “¿qué es un chancho?”.La voz cruda e incansable de Samuel Beckett y el trabajo de perfecta coordinación e innumerables matices realizado por Marilú Marini nos conducen al desierto para mostrar de manera contundente lo vivo del lenguaje y es inevitable enamorarse de esos brazos, de esos ojos, de esa mujer que no se abandona ni un solo instante, que siempre tendrá algo que hacer o que decir a pesar de la devastación del mundo en el que despierta todos los días.Sí, puedo afirmar que al recordar a la Winnie interpretada por Marilú Marini no dejo de pensar en las sutilezas de la palabra feliz y siento que no fueron suficientes los aplausos del sábado.Todavía la aplaudo.

El Cocinero Salvaje

Siempre es difícil mudarse
Bueno, como muchos seguro saben, el viejo blog dejó de funcionar. Fueron casi quince meses de servicio en los cuales pasaron muchas cosas. Hoy estrenamos acá, un barrio mucho más popular. Veremos qué pasa. Saludos y afecto para todos.

Bestiaria

La acaparadora
Dicen que la medida del amor es amar sin medida, pero no es más que un decir. La realidad es, que la falta de mesura a la hora de enamorarse, saca de quicio a cualquiera.La peor parte de tener una amiga es soportar toda su patética femineidad: los interminables relatos de relaciones truncas, la misma anécdota una y otra vez, los empalagosos lamentos; la historia del novio casado que nunca se va a divorciar, la del que vive con su mamá, la del que no quiere compromisos, la del que se asustó y huyó, la del que ya no la mira. Porque en definitiva, como todas hacemos lo mismo, debemos retribuir el servicio que se nos brinda.Pero hace diez años, descubrí que existe una amiga que necesita demasiada contención, demasiados abrazos, demasiados consejos; una amiga que, puntualmente, tiene un problema de cantidad.Ese día, María tenía la usual sonrisa idiota en la cara y un temblor adolescente en todo el cuerpo. La escuchamos con el hartazgo silencioso de quien se resigna: “Creo que estoy enamorada”. Como siempre, después vino el festival del delirio, en donde no faltaron bodas relámpago de secundaria, vendettas familiares o disculpas con serenatas.Normalmente, tragábamos saliva escuchando sus anhelos desopilantes pero jamás la desanimábamos o fruncíamos el ceño al escuchar sus sinsentidos. Sin embargo, esta vez fue especial. Por cansancio, supongo, su fantaseoso melodrama no nos provocó ternura ni simpatía.La medida de su amor no tenía medida; y eso quería decir que los únicos que no amaba ese año eran Pelotín, un entusiasta de las tortugas ninja, y Casparri, el fundador de la patrulla rescatadora de animales. Ese día nos dimos cuenta que María, nuestra amiga enamoradiza y soñadora, era en realidad una acaparadora, una torpe coleccionista de amoríos unilaterales que siempre nos planteaban la misma disyuntiva: Elegir entre su amistad o una posible relación.Como M, es una amiga acaparadora aquella que cree que todos los hombres que acaba de conocer son el amor de su vida, amor que nos confiesa como si revelase algo insólito e inesperado. Confesión que funciona como una cláusula preventiva, una orden de restricción amorosa: Como ella lo vio primero no podemos mirarlo. Aún si nos enamoramos, a pesar de que él nos corresponda, así sea la primera vez que nos pasa. Es de ella aunque él no la conozca, ella “cantoprí”, porque lo vio primero. Aunque en realidad, ella vio primero a todos, y ese es el problema.Todo esto podría incluso ser divertido si no fuese por las absurdas represalias. Para M. no era suficiente someternos a un celibato involuntario. Una sonrisa sospechosa, un gesto cortés, eran un pasaje directo al infierno. Si teníamos la trágica suerte de que su amor nos cortejara, inmediatamente podíamos sentir sus ojos reclamones clavados en la nuca o el clamor de sus regordetas esperanzas. Ese mismo día, al volver del colegio empezarían las cadenas telefónicas de “visteloquemizo?” y “comopudocomopudo”, los sollocitos descontrolados o las miradas arponeras de un grupo de inocentes que la escuchaba por primera vez.En otros casos, con mujeres más reservadas por ejemplo, una se entera por confesiones aisladas, odios repentinos o agresiones arbitrarias. De repente no te hablan más, te miran severamente y ya nunca llaman. Unos meses después una descubre que le prestó la boligoma al petiso del otro curso, que se cruzó con su vecino en Coto o que viajó en ascensor 2 veces con un pelirrojo. Y ése a ella le encantaba, era el amor de su vida, desde siempre, para siempre, for ever and ever. Y vos lo arruinaste todo.Pobre M. Años después leímos su diario, una suerte de “Dallas” privada, llena de hombres buenmozos, tórridos romances y malas intenciones. Recreamos la infinita historia de sus amoríos frustrados y sus ilusiones atragantadas: Supimos de todas las que iban con calzas a gimnasia a propósito, de las que sonreían demasiado (a propósito también), de Ricky, de Micky, del coordinador del viaje de egresados, del profesor de computación, del primo de Tomás, de Tomás y su hermano, de Tomás cuando se dejó el pelo largo, de la chica que usaba calzas a propósito delante de Tomás, de Pedro, de Pablo, de Pedro y Pablo y de cuando Tomás se puso de novio con la chica de las calzas a propósito.Así y todo, no nos dio pena. A esa altura, ya habíamos conocido acaparadoras en todos lados. Las habíamos abrazado, escuchado, ignorado, burlado y odiado. Existe una medida para amar, y es una persona. Lo demás son boberías.

Fille Putain

sin título

me mudé. un año es demasiada memoria. borrón y cuenta nueva. bienvenidos a mi nuevo living, como diría esta vecina.

The Charlotte Papers (uncensored)

Feria Americana
Y entonces L me cuenta de la feria americana que organiza en su casa el sábado y dice: “Boluda, porque no aprovechás y llevás a la feria todo lo que me dijíste que querés desechar?” Y yo me pregunto, califican:- comportamientos compulsivos varios?- irritabilidad?- inmadurez ocasional?- angustia de domingo? (desde el colegio la traigo)- desorden generalizado ? - miedos varios?- 6 kilos?- puntas florecidas ?¿Se podrá vender todo esto? O le que es peor aún… ¿Quién mierda me lo va a comprar?Y antes de que yo diga nada L agrega: “Hay gente a la que le falta lo que a uno le sobra. Dále, llamáte un flete o un amigo gamba con camioneta, te hacés unos mangos y encima te sacás de encima lo que no querés más!¿Quién pudiera no?

El Ciclón y la Furia

Redemption song
Parece que varios de los dirigentes de Boedo están –como los rastas que quieren volver a Africa- intentando regresar al terruño de Avenida
La Plata. Una de las hipótesis que se barajan es la posiblidad de desmontar el estadio del Bajo Flores para llevarlo a donde, por ahora, mora el Carrefour San Lorenzo.


4 comentarios:

Buscccadores dijo...

Vuelvo a decir lo que en un comentario atrás dije... muy considerado Funes. De verdad la consideración no abunda mucho por estos días y me parece una idea notable esta suya.
Salud

playmobil hipotético dijo...

gracias por mostrar que había otro como yo, que buscaba los primeros posts de los blogs que están muy bien.

Funes dijo...

Bueno, playmóbil, no sabía que ya se había hecho. Ponéme un link a ese post así lo agrego a este.
Pregunta:
¿Cómo llegaste acá?

SL dijo...

emocionante, sí