miércoles, diciembre 12, 2007

Un papelón por donde se lo mire

O algún día se te iba a dar

Esta es la crónica que siempre quise escribir. No por lo que dice sino por lo que pueden llegar a decir. Porque voy a todas las lecturas que hay dando vueltas y pocas veces surge algo interesante como lo que surgió anoche. Porque es un gran escándalo pero no es para nada importante. Es como esas famosas pantallas para que en los bancos los millonarios acomoden su dinero mientras un affaire se despierta en los medios: este vendría a ser el affaire... ponele.

nenes de pecho abstenerse de leer

Lo que pasó

Presentación del libro Confesionario II.
Había libros disponibles solo para los autores; no estaba disponible para el público.
Saldría 30 points, pude averiguar: la edición una peinada a contrapelo, digamos.
Primer dato: no había vino, en cambio, Szperling había llevado una bebida para compartir entre los autores, un traguito cada uno porque era muy fuerte. Por supuesto que no la probé, me dijeron. No pude averiguar el nombre de la bebida.
La noche era una noche como todas las otras noches, o sea, algo aburrido con artistas interesantes. Lo diferente era que no había músico invitado.


Leyó Lezano, leyó Paula y, por último leyó Iuso.
Guillermo Iuso se había llevado su botella de vodka.
Guillermo Iuso se tomó más de la mitad de la botella mientras Lezano y Paula leyeron; algo que les habrá tomado (cuak) unos 35 minutos entre las dos. Para cuando le tocó confesarse, el tipo tenía un pedo para 500 gurkas a punto de tirarse en paracaídas sobre una de las cuevas de Bin Laden.


Con una foto de él a los veintipico abrazado a una sueca que no se había podido coger y un cartelito que decía "yo fui un pelotudo" habló, como pudo, como le enseñaron sus amigos performers, sobre su novia que lo abandonó luego de 5 años de novios. Y lo mal que lo pasó porque El Otro tenía 15 años más que él. Y todo lo que eso implica, no?

Segundo dato: a diferencia de las chicas, Guillermo tenía que improvisar su discurso (ellas leyeron – Paula leyó lo que leyó la otra vez sobre la muerte de su hermana; sí, Erlan, con un par de correcciones, mínimas, eso está más duro que Chiche saliendo del placard: muy bueno), lo que le daba al señor de treintaylargos un tono de verosimilitud, por lo menos, absurdo. Apenas se le entendía aunque a mi me interesaba entender cómo pasó de tomar el vodka puro (en vasito de plástico) a rebajarlo con agua mientras escuchaba a las otras participantes; habrá pensado no llego ni en pedo (otro cuak).

Después que contó lo mal que lo pasó. Contó que se levantaba minas (pidió disculpas porque se las levantaba muy fácil, perdón) pero que no podía cogerlas (cogerlas va con g a pedido de Quintín) así que empezó a alquilar putas caras. Muy caras. Y les decía que se pusieran así, así, así, así que mientras él las miraba, se hacía la paja y les acababa en los pies, en la espalda y demás partes del cuerpo (aclaró que en la espalda calentita, era lo mejor).
Hasta que se aburrió. Y vino lo peor.
Ahora viene algo jodido, insistía.

Y lo largó: tenía una sobrinita de 9 años quien cada vez que lo veía estaba ansiosa por enseñarle cómo besaban los actores en las películas. Entonces, contaba Guillermo patinando las erres y mareado como King Kong en la torre, dice que se tiraban en un puf de arena y que, a sus 25 años, se besaba con su sobrinita de 9 porque quería aprender cómo besaban los actores de la televisión. La abrazaba y nos tirábamos en ese puf. Un día de esos, inventó un jueguito: la clave, tener el pantalón finito. Con el pantalón finito y la pija bien dura, el jueguito con su sobrinita de 9 años era…
Plim
Plim
Plim
Plim

La lectura “se suspendió ahí”.
Szperling, con menos tacto que elefante dentro de un taxi, preguntó al público (luego de callar a Iuso) si la historia que el tipo estaba contando le molestaba a alguien. Obviamente, un amoroso del público dijo a mí me parece que es un reverendo hijo de puta. Otro amoroso preguntó si era verdad. Otro gritó que debería callarse porque era un boludo de mierda. Otro gritó que si era verdad lo cagaba a trompadas. Diego Frenkel gritó, mientras salía de la sala, que si se acercaba a sus hijos lo cortaba en pedazos (Diego, ni te conoce, ponele que sea un pedófilo asesino, ¿vos quién sos? Bueno, bueno, ya se, se sintió afectado. Creo que si Terranova estaba ahí se subía y lo bajaba a los gomazos). Dos amorosos salieron gritando qué pelotudo de mierda, quién se cree que es. Y finalmente las preguntas del público se suspendieron (porque Szperling había dicho ¿alguien tiene alguna pregunta para hacerle a los confesores?).



Szperling, dejando claro que tiene menos tacto que Tyson jugando al Mensú, pidió que no se confundan, que se tranquilicen, que el ciclo invitaba a los artistas a jugar con la ficción, con la realidad, que el “Confesionario” más que a una confesión, invitaba a un artista para que aproveche el ciclo como un disparador y que (tartamudeo de por medio) los que estuvieran en desacuerdo con Guillermo Iuso podrían hablar con él afuera.
Touché. Abrió el paraguas después de prenderlo fuego y se lavó las manos del borracho.
Igual, lo más pelotudo creo que lo pone en su blog: Confesionario soy yo. Ojo, va de onda, ya saben como soy yo que uso pelotudo y boludo como si fueran muletillas.


A todo esto, Iuso seguía tomando, fiel a su personaje. A su personaje de boludo importante, ¿no es cierto? Porque quiso dárselas de artista y no le salió. En cambio, gritaba a quien quisiera escucharlo pero qué son? boludos? si hubiera dicho que maté a una persona me hubieran creído porque maté a una persona? soy artista boluda, no entendés? pero qué es ésto?

Szperling, esta vez sin mostrar las piernas porque tenía un mantel que se las tapaba, dijo que daba por terminado el ciclo y que los encontraba la próxima. Que prendieran las luces, por favor, que esto se había terminado. Prendé, prendé, ¿David, se pueden prender las luces?, cortále el micrófono, por favor, cortále.
A Szperling siempre se le va de las manos
el invitado y por suerte o desgracia
nunca le había tocado un psicópata pedófilo
Ah, también le agradeció al director del Purgatorio quien, desde primera fila, trataba de pensar cómo mierda podría usar esta noche para su beneficio. Obviamente, así veremos si tiene o no muñeca. Yo creo que la tiene… veremos veremos, después lo sabremos.

Cuando Iuso pasó por la puerta, un grandote de (digamos) zona norte, que medía uno ochenta y tenía cada brazo tan grueso como pierna de rugbier, lo agarró de la espalda, lo levantó en el aire, le sacudió un par de piñas y casi le pega la nuca contra unos escalones que Guillermo pensó, el muy inocente, que atravesaría impune.

Ahora, como dice Tommy Barban... y le recordé a Molinette mientras el grandote se hacía el ofendido y trompeaba al borracho:
Grandote, ¿no te enseñó el cornudo de tu viejo que a un borracho no se le pega?
Por supuesto que alguien lo rescató de las fauces de la vigilancia macrista y metieron "al artista" en un taxi para que desaparezca.


Algunas ideas al respecto de semejante
¿performance?

El Purgatorio organiza esta lectura hace mucho tiempo. Y por cierto, no es muy buena. Lo de ella, salvo las polleras que le quedan como anillo al dedo, es indefendible por donde se lo mire. Por otro lado, no se trata de conducir un programa al mejor estilo Guido Kaszka. No, es cierto. Lo mejor es escuchar una guitarrita acústica y una nueva versión de un tema que ameniza un texto íntimo, confesional, un gesto o ejercicio literario interesante de un/una artista interesante.
En particular, esta lectura, convoca a sentarse en una cómoda silla dónde no pasará absolutamente nada divertido ni estimulante. Todas las noches, salvo honrosas excepciones, el tono fue intimista al punto de la fobia; no hablo muy alto, no digo nada muy jodido, no estimulo demasiado el pensamiento ni discuto sobre lo que estoy haciendo acá.

No me preocupa quedar parcial, sé cuáles fueron las excepciones porque he visto muchas y me han contado de otras.

Lo cierto es que estos martes están llenos de viejos chotos mediocres que no esperan ser sobresaltados con nada muy bravo porque sería inseguro. Y ahora, como Macri es gobernador de la ciudad, se sienten más seguros. Por eso se los ve más seguido en eventos de todo tipo. A los viejos chotos y a los pendejos intolerantes. La intolerancia se puso de moda y al primer cambio de planes te bajan de un tiro ¡por negro!

¿Vos querías saber qué iba a pasar con Macri en el Gobierno?

Es más, me gustaría decir que al Grandote lo cubría el manto de impunidad PRO. Porque sonó a eso. Lo de Iuso no fue impune; no pudo terminar su "perfo" y también le gritaron de todo. Lo del Grandote sí lo fue. Nadie le dijo nada salvo "no, pará" o "soltálo y andá" que, convengamos, no es mucho.

Organizar una lectura no es joda. Lo que tiene de bueno (o lo tuvo un tiempo) Confesionario es que a los artistas que iban les pagaban. Ojo, no les pagaban por escritores. Les pagaban porque el músico no se mueve de su casa si no le pagan un billete, algo, porque es costumbre pagarle a un músico y no a un escritor o fotógrafo o whatever. O sea, los que leían cobraban un billete de puro ojete (perdón la rima).
Lo novedoso y la buena noticia de Confesionario era que "arreglaba" ese entuerto y proponía otra cosa. Un paso adelante en materia de reconocimiento a quien escribía un texto que sería publicado en un libro que tiene mal escritos los apellidos de los autores o está chueco el interior (ojo, todo culpa de la imprenta, el Purgatorio no tiene nada que ver), o no está en un precio accesible (¿30 points un libro auspiciado por un CC dependiente del Estado?)

La organización de Confesionario es un queso: sin luces, sin proyectores, sin sonido como la gente, sin ideas en la entrevista con el autor. Un desaprovechamiento total de un lindo espacio como la Sala Abuelas de Plaza de Mayo que quieras o no, está bueno. Ni siquiera son puntuales... algo que se supone se le puede exigir al Purgatorio.
¿Por qué soy tan exigente?
Por resentido, obvio: porque a la gente que organiza esas lecturas les pagan por hacerlo y porque podrían convocar a técnicos que de verdad quieran trabajar para un buen espectáculo. Y porque me da bronca ir al Pachamama y ver que los técnicos de ese lugar no reciben un centavo por un espectáculo muy bien ambientado. O la gente del Ciclo Carne Argentina, que en sus memorables noches de Mantis, tampoco cobran un peso por las puestas hermosas que hacen.
Pero no seamos maricones.
A llorar a la Iglesia.

Lo que queda de la noche es muy interesante. Un periodista cultural conocido estuvo tomando notas y estoy esperando ansioso lo que dirá al respecto. Tampoco me entusiasmo, no es joda escribir un post así de largo y que la gente se cope a leer y eso se entiende para los medios.
A mí me entusiasma haber estado ahí, pensando qué escribir, pensando qué decir y pensando cómo podrían mejorarse algunas otras cosas... todo muy correctamente, por supuesto.

*******
otra data

Crónica interesante: No me peguen soy artista.
Lolamaar puso algo: Lo anecdótico que dispara.
Marina habla más de Iuso: Oh, sí, había que estar ahí, nena.
M. también estuvo ahí: Cosos pegajosos

24 comentarios:

Anónimo dijo...

qué divertido tu post...sobre todo donde le das del macrista al que le pegó al pedófilo

siendo el flamante líder de esta ciudad que tanto desborda de respeto para los derechos humano - o de cadáveres ocultos bajo el cemento, elijas vos - supuestamente un aficionado de niñas prepubescentes

...apologia de cual delito, según tu diatriba, merece un escenario y no años en CANA

Funes dijo...

no se entiende bien lo que querés decir.
si te creés que defiendo al artista por pedófilo, bueh... además de pensar antes de escribir un comentario te pido que vuelvas a leer lo que puse
-vale leer entre líneas-
porque no quise decir eso

y estamos de acuerdo
a un pedófilo hay que meterlo en cana

ahora
si para vos
vale esperarlo a la salida
para cagarlo a trompadas

podemos
también
estar de acuerdo y por ahí hasta lo hago
pero creo que hace rato que no se linchan personas...

y ahí viene el entre líneas, pelotudín (o nene de pecho, elijas vos):
el director del purgatorio
que sí estuvo presente
podría mandarlo en cana siendo testigo y como dicen
por oficio
esperarlo a la salida de un juzgado

ahí es donde digo que quiero ver si tiene muñeca.

el Grandote podría ir a la Policía a hacer una denuncia
hay ciento y pico de testigos

no, tenés razón: mejor dejar un comentario que no se entiende.

PELOTUDO.

nació dijo...

Hola recien me levanto, y me lei tres blogs sobre lo que paso y nose quien es Luso y se quien sos vos porque un dia cai a el conventillo de Teodoro alli se contaban unos cuentos, creo que creo que vos sos el que creo que creo. Como lees nose nada y me estoy comiendo un rollo importante, parece, leerte me acomodo ideas.
Nene de pecho, eso es lo que soy. Ahora la pimienta, un artista es un artista y se lo banca carajo, se lo banca hasta qeu se puede.Sí el tipo nos vuelve vulnerables, es su laburo.
Me da bronca no poder ser parte de nada de ningun grupo de nada, siempre tremino suplicando en comentarios de blog que alguien avise de estas cosas, creo que todo lo hacen 5 treintañeros pelotudos que se creen dueños de esta fucking ciudad, y los pibes nada. los que arrancamos nada.
ESTA JODIDO SER PARTE HOY!!
diego frenkel ,por favor!!! (igual banco a la porturia)
Un beso

k. dijo...

yo lo hubiese bajado a corchazos por imbécil. igual me encanta; que una lectura aburrida termine a las piñas. algo está pasando y ya nos vamos a agarrar, las hordas del hiper-peronismo con la gilada performer jajaja. Al rugbier de uno ochenta seguro lo bancaba la impunidad macri. Pero a Iuso también. Así que hay que matarlos a todos. Vamos Funes, a la distancia.

L. dijo...

Funs: creo que no quedò casi blog que no hable del tema, yo me enterè por un mail de un amigo que estuvo, si hubiese podido ir seguro hubiese ido.
Ahora, creo q el punto es: somos personitas civilizadas y postmodernas, sabemos sobre la indefiniciòn del arte (como producciòn y como categorìa social) y creo que por eso todos podemos reconocer y diferenciar lo que puede ser una performance (o cualquier producto artìstico) de lo que es una perversiòn de un tipo que intenta pertenecer al mundo del arte con sus producciones, pero se termina llendo a la concha de su madre y encima muestra su propia condic de hdp ante los espectadores, como si fuera copado y re confesional.

jUAN dijo...

Funes, estuve ahi y no arrancaba, entonces me fui a lo de unos amigos a tomar vino. La verdad es que esta muchacha cecilia no se expresa entrevistando del modo que lo hacen sus piernas.
funesito, soy juan, a veces voy al pacha y quiero ser tu amigo¡¡
yo soy el muchacho que introdujo "escolastica del peronismo" en la carrera de sociologia

un abrazo
da señales

Anónimo dijo...

A mi me parece que está bien romper con lo convencional. Hay un post en el blog de mavrakis (http://mavrakisyvaldes.blogspot.com/2006/09/despedida-de-solteros.html) donde pasó lo mismo que acá. No entienden que arte es romper los limites establecidos tambien.

Y con lo de Macri te dejo un link del blog mundo perverso donde estan recolectando sus travesuras: (http://mundo-perverso.blogspot.com/2007/11/vigilando-mauricio.html)

German

Anónimo dijo...

Salio mal el ultimo link
http://mundo-perverso.blogspot.com/2007/11/vigilando-mauricio.html

Funes dijo...

matarlos a todos
qué jóvenes que éramos, K.

L: aclaremos algo. No me molesta para nada el tema elegido por Iuso. De hecho tengo cuentos pedófilos de los cuales me siento muy orgulloso. Lo que hay que reconocer también es que el tipo pifió todos
repito
todos los tiros. No embocó una. Nada de lo que propuso rebotó en el público, más bien, fue directo a incrementarles la úlcera.
Por eso las piñas.
Pero tampoco justifico las piñas.
Si no te gusta una obra, no la ves, no la comprás, no la promocionás: pero eso de ir a pegar, es un poco viejo ya.

Acá me ves Juan, conectado como siempre.
¡Seamos amigos!
Te digo: te la perdiste. Decime el vino que te tomaste, para ganarle a esa noche tiene que valer por lo menos 150 pesos (en barrica de roble - alta gama - 20 años de añejamiento). Si tomaste un Vasco Viejo... sos un nabo!
Abrazo

Germán; gracias por los links pero el blog de Mavrakis no lo leo más. Como decía antes. Lo leés o no lo leés y punto.

Mica dijo...

Fah.. me superó totalmente. Funes: leí toda la crónica, me gustó cómo la escribiste, y hasta me reí con cuaks.
Pero lo del diatraba y los entredichos de polémica en el arte de los coments me dejaron pasamada...

juaN dijo...

señor...ya esta el link en mi fetiche blog...
es hora de que tambien me difunda ud...

Tete dijo...

Y qué podés pretender de una archireconocida pelotuda como Cecilia S.

lenguaviperina dijo...

power cronic

cinco Jotas sobre cinco.

m. dijo...

qué divertido todo esto
acá eme

Juan dijo...

Hola Funes,
Por un lado me gusta mucho tu crónica. Escribís bien, y creo que es lo escencial para leer un post largo. Felicitaciones.
En cuanto a lo que explicás, al patovica de barrio norte por supuesto que no lo defiendo, y comparto cuando decís que el director podría haber hecho algo y no tuvo la muñeca suficiente.
Pero también el tipo que leyó, quiso hacer arte desde la mediocre provocación sin saber que para llegar a eso hacen falta horas de vuelo y mucho talento. Sino, te cagan a trompadas, principalmente por hacerte el vivo frente a un público igualmente mediocre. Bah, creo.
Saludos

JUAN P SOUTO dijo...

Lo conozco a Iuso desde la época de la Agrupación de Escritores Independientes (hace más de 10 años de esto)y me gusta mucho lo que hace. Tengo unos originales suyos que posteé, muuuy divertidos. El oficio del artista también es sacudir un poco las migas del mantel. Después de tantos alcoholes y trasnoches, gente como Iuso, o el mismo Strucchi, no hacen otra cosa que renovar las presentaciones en vivo. Que sea verdad o no... me la chupa. Yo escribo en primera persona las aberraciones más patéticas que pueda imaginar, y eso me gusta. Que los demás me crean o no... mucho no me interesa la verdad.
Las presentaciones de libros y las lecturas son un embole, y si encima el publico no tiene onda, se va todo al carajo. Seguramente Iuso hubiese estado de pelos en otro ámbito, menos acartonado. La última vez que nos vimos, te recuerdo querido Funes, salimos huyendo de una lectura patética para comer arroz chino, tomar cerveza y rememorar frases del Bambino Veira junto a Nemer, sin dudas mucho más constructivo que un par de boludos gritándole a Iuso "pedófilo!"mientras golpean la cucharita en el café con crema. Menos mal que no fuí. Menos mal que no me gusta ir a estos lugares tan "culturales". Pero igual te digo algo: en pedo y todo lo banco a Iuso y me hubiese encantado que se arme... para ponerle emosión a tanta gilada.

celcius. dijo...

Más allá del debate (leí todos los blogs y la Veintitrés apasionadamente, la cuestión atrae), quería hacer un paréntesis para decir que "menos tacto que Tyson jugando al Mensú" es una de las mejores frases que leí en mucho tiempo.
Gracias.

brutus dijo...

sísísí, funes, la podrías volver a usar porque a Silvina mucho no le queda.
la frase está divertida, Celcius.

Funes dijo...

Souto: un par de cosas.

Me parece una falta de respeto a Strucchi que lo compares con Iuso.

Estamos de acuerdo con que los artistas que sacuden un poco las migas del mantel son los que tienen el power para despertar y hacer volar cabezas.
Lo de Iuso (tendrías que haber estado ahí, como dice Mariasch) fue malo.
Yo entiendo lo que quiso hacer. No soy tan boludo. Estamos de acuerdo que se puede avivar a la gilada. Vos lo sabés más que nadie: nosotros escapamos de los emboles. Queremos proponer otra cosa.

Pero si no sale, no sale, man. Hay algo que da vueltas por mi cabeza y es:
¿por qué no puede reconocer que no le salió su power idea?
¿por qué no puede reconocer que le pifió en el timing (por lo menos)?

Repudiemos al rugbier de zona norte. Obvio.
También reconozcamos que la "intención" de Iuso no estuvo mal. Eso te lo cedo.

Ahora... ¿podemos ser tan nenitos de no hacernos cargo cuando sale mal? ¡Salió mal!

Es como cuando se te quema el lemon pie y lo servís todo negro: ¡no te ponés a gritarle al horno! ¡Te la comés doblada!


Y por otro lado; siempre supe que eras un tipo de código. Creo que por eso te estimo mucho más de lo que creés. Tus poemas, tus blogs, tu sensibilidad para leer la calle, tu historia personal y el motorazo que sos. Tenés que bancarlo si te cabe el tipo. Pero te digo...
y confiá; le salió mal.
Nada más.
Nada menos.

Abrazo grande, loco. Y al atorrante también.

JUAN P SOUTO dijo...

Y si... yo no estuve allí, tan sólo leí los posts recomendados acá y una nota en la revista "ñ" (!). Pero bueno, tenés razón si le salió mal, le salió mal. Que va a hacer. Tampoco da para sepultarlo.
Insisto, tal vez en otro ámbito las cosas no hubieran sido tan caóticas.
No va a ser la primera vez que alguien tome un micrófono en pedo, ni será la última.
Pero bueno, ya está. Seguramente Iuso va a pensar mejor la próxima vez que lo inviten a algún lado. O por lo menos va a llevar guardaespaldas, jajajaja.

srta.pola dijo...

hablando de guardaespaldas... ví al rugbier en ciernes!! http://melpomenemag.blogspot.com/2007/12/ultimo-momento-el-rugbier-en-benzacar.html

srta.pola dijo...

salio mal el link, a ver así rugbier en ciernes

Ignacio Reiva dijo...

Es verdad que no se lincha mas, pero mas verdad debería ser que no se cogen (con g porque me place) pendejas de 9 años, porlomenos por estos lares del reino (cada vez mas) animal. El que crea que puede contarle al público su pedifilia y salir I-leso es un I-Luso.

Carla dijo...

Esto pasó hace tanto tiempo...Lo leo y mis recuerdos se remontan a mis nueve años cuando me besaba con el albañil de 20 que trabajaba en casa (sigue siendo amigo de la familia)a mí me calentaba aunque yo fuese una prepuber o como se llame, es un secreto, yo subía a sus piernas y lo sentía al palo,ni idea de lo que era pero me derretía. Alguna siesta a escondidas me convidó a mirar nuestros sexos, mostrame y yo te muestro; le dije que no, y nunca más sucedió nada,nunca abusó. A esta altura no sé si fue sueño o realidad.
También recuerdo que a los 12 desesperaba por un muchacho de 30. Quería que me enseñe todo, aunque presentía peligro; nunca se acercó mas que para saludarme en la mejilla y se lo agradezco. Creo que las chiquillas son terribles,sexualidad inocente.
No se que tiene que ver (revelarme precoz? o que he sido abusada y no lo recuerdo. No sé, disfruto mucho del sexo).
No estuve presente, pero como fue contada la historia me calentó (obvio desde mis recuerdos), soy una enferma? Yo quiero ser plena, sin tabú.