lunes, noviembre 13, 2006

Microcine Godard


El jueves pasado fuímos al cine con Lunita. Vimos La habitación del niño de Alex de la Iglesia. Estuvimos en uno de esos cines que no se pueden creer. No se puede creer lo bien que está ese por siete points. No es tan caro. Hoy en día, hasta el Cosmos te mata, supongo que no tendrán otra que aumentar, ¿no?. Pero este cine, es un verdadero lujo... sin eufemismos. Queda en el Hotel Elevage. Es uno de esos hoteles en los que se puede disfrutar un trago por 250 points la copa. O de esos otros en los que te sentás en el bar (queda en el primer subsuelo) y si tenés la zapatilla agujereada te mandan un rugbier que te "muestra la salida". O de esos otros hoteles que cualquier cosa, la conseguís con el Doorman... porque tienen un doorman. Yo tenía un amigo doorman y conseguía de todo. Desde Drogbas peligrosas (me refiero a futbolistas travestis) hasta acompañantes vip - bailarinas - de - programas - de - sábado - de cumbia. Era un grosso Maurito. Ahora está de capo en un restaurant, por puerto madero, que tienen rugbiers en la cocina.
Pero decía.
El cine es un lujazo. Tiene unas butacas en las que Luna se sentaba de costado; enorrrme. Mirá que se cagó en las patas, eh. Se abrochaba contra el hombro y el brazo y la put... gritaba. Pero lo peor, pobre Prats, era que nos pasábamos interpretando la película en voz alta y los otros dos tipos que estaban en el cine (en el que entran 30 cómodos espectadores) escuchaban nuestros chistes, insultos, peleas, histerias, interpretaciones lúdicaslúcidaslúmpenes de la película para no dormir.
Es muy cómodo, te digo. Llamás, preguntás qué dan y vas al cine como si fueras un bacán, cualquier película que estén dando. Por ahora, la de Alex. Después habrá otras. Hay un ciclo los sábados a la tarde que está un poco más barato. Las funciones de Alex son de jueves a domingo a las 22 hs (puntualísimos, única función x día).
Si querés tomar algo y conocer extranjeras en vestidos de crucero por el caribe, los jueves a la noche o los martes (no recuerdo bien y creo que me confundo con los martes de La Cigalle), tenés una joda que la llaman "Aprés" que pinta levante ocasional entre empresarios y bellezas del 1er mundo.
Obviamente, Luna y yo nos fuímos a cenar. El Negril, en San Telmo, nos dió unas birras y una grande de muzza que estaba un espetáculo. Ahí también tenés que ir... pero eso va en otro post.
¿Y la película?
¡¡Ah... pero andá a verla!!

4 comentarios:

Lunita dijo...

bueno che... es que cuando uno comenta la película, como si ya supiera cómo viene, se relaja un toque más... Ok, me dio miedito, y qué?

Funes dijo...

Eso es verdad... estábamos muuuuuy relajados...

a. prats dijo...

Funes, querido, no sé si te conozco pero yo era el que estaba ese jueves en el microcine Godard. Había sólo cuatro personas, y ustedes estaban detrás de nosotros. Debo decirte que no me molestaron los chistes ni los comentarios, lo que me molestó fue que Alex hiciera una película tan obvia, tan telefilme. Nada, podría haber sido mejor.
Saludos.

Funes dijo...

Estimado Prats,

lo leo cada tanto allá donde usted sabe y ahora descubrí su blog. No nos presentaron.
Me alegra que no hayamos interferido... aunque me da miedo poder hablar en ese volumen ahí adentro y que no moleste... puede incitar a los molestos de siempre.
Lo de Alex... antes era mejor, es verdad... pero le digo, me fui con un cuiqui de ahí adentro... qué se yo... éramos dos los del cuiqui... por ahí, ahora que lo pienso... ahora que lo pienso, usted sabe mucho.
Abrazo post saludo.