lunes, noviembre 27, 2006

¿Y qué pasó?

"¡¡Feliz Cumple, chimichurri!!"
Arranqué tarde. Porque venía de acostarme a las 4. La joda, la joda... te vas a perder en el inodoro, decía un amigo. Amigazo. Ese al que le prestás el sueldo y te grita desde un celular "me robaron, boludo, me robaron; me quiero matar"... así, con punto y coma y todo; la gramática del garca.
Pero arranqué tarde. Quería leer un cuento y hacer miles de copias para regalarlo y que lo lean en sus respectivas casas...
Pero... ¿vas a leer? ¿No te parece medio aburrido?
Hay que operar, pensaba yo... pero no lo había escrito y, es verdad... es medio aburrido.
La otra vez, éramos muchos pero no importaba. Esta vez, no sabía si seríamos tantos.
Y fuímos.
Pero volvamos a la tardecita
Luna estaba con nuevos proyectos así que no podía estar presente toda la noche. Dejó varios regalitos, eso sí... pero por la noche, no iba a estar. Su asistencia técnica, además de algunos favores ante mi nerviosismo, fueron invaluables. No se la recomiendo a nadie porque después viene y me la arranca.
Así que si tenemos que operar... hagamos libros y anotadores: Papel y Anotáme que me gusta. Pequeños anotadores artesanales y el libro que alguno me prometió comprar. Cagando aceite, casi terminé de fabricarlos... pero a las ocho de la noite me di cuenta que era al pedo... así que fui por las birronas.
Yoppin
No me acordaba que los chinos te cobran 10 centavos por cada cerveza fría. ¿Vieron que los encargados del súper-recontra-barato (Mitre e/Rod Peña y Montevideo) visten a un empleado con pantalón y camisa blanca y lo hacen pasar como un Sr. de Seguridad? Estos chinos coreanos whatever se las saben todas. Ni insignia tienen estos pibes. Los disfrazan. Son cualquiera. Mirá si se arma bardo. Ya me parecía que ese pibe era demasiado joven para ser Sr. de Seguridad.
Te digo: con cien points compré 30 palermos, 1 papel higiénico x 6 rollos, 24 súper panchos, mostaza, mayoneza, 30 vasitos de plástico (lo mejor) y 3½ kg de pan. Casi compro velas pero con la alfombra, sabés el kilombo que me queda... mejor usemos las luces... que son una garchis.
Decíme cuál, cuál, cuál es tu dieta!
La Nati se preparó una súper torta de cumpleaños. La torta de cumpleaños más grande que jamás me hayan preparado a mí o a cualquiera que conozca - sin contar los casamientos - en toda mi vida. Y te digo, en esta vida de gordo que llevo: es mucho decir. Hay videos. Ya los verán. Quise dejar pruebas. Laura fue la Juanita. Loló y Juli no estaban pero cuando llegaron (Loló llegó con Belén, la violinista tucuwoman) se quedaron heladas frente a la cantidad de crema y frutillas.
Después, los bocaditos: salchichitas con tres tipos de salsa, panes horneaditos y unas cuantas milanesas de las manos de Blanca Cotta.
Listo el pollo, pelada la gallina
Las 30 palermo no me entraban ni en pedo en la heladera. Con suerte ponés una mermelada y una manteca y no se agarran a trompadas. Tampoco conseguimos un tacho. Puse las birras en el lavarropas hasta la manija, literalmente. El tambor lleno de birra y hielo (que saqué a martillazos del congelador de la heladerita). En algún momento de borrachera y fasismo (o faisanismo), una amiga de Laura me preguntó si le hacía mal que el lavarropa estuviera tan lleno de birra. ¡Qué se yo! No quise que estas chica se ponga mal así que le aseguré que no pasaba nada. Pero la verdad... todavía no lo probamos, ¿no Lau?
Así que empezamos a tomar porque no entraban en el lavarropas. Y llegaron los primeros invitados.
Invitados
La presencia de Benita me dio la sensación de tranquilidad que necesitaba. Porque en mis cumpleaños siempre hay "un detalle", algo que me sorprende o no puedo preveer (la vez pasada se llenó de extranjeros de europeos y mexicanos); y que se haya quedado hasta las 3 o más, dando vueltas y hablando con TODOS los que se acercaban a decirle ¡qué linda remera! fue un gran detalle. Bah, en realidad... ella me trajo un regalazo, así que... eso fue de ayuda... no?
Tarde pero seguro, vinieron todos los que esperaba y algunos que me sorprendieron. Al principio, tímidos, nos sentamos a la mesa pero después, ya multitud, nos animamos en toda la casa. Libros y vinos los mejores regalos, un cuadro de AvE, tarjetas, una video cassettera, un objeto maravilloso y otras cosas que dicen me van a dar en estos días. Todo bien.
La casa embrujada
Verónica grabó todo el monólogo. Era de suponer que iba a recibir algunos gritos de represión y reprobación. Pero me la banqué. Y Belén, la tucuwoman con su violín, fue la clave. Me acompañó todo el relato. Hablé de la casa... que está embrujada... y lo hice por una simple razón: exorcismo. Espero que se vayan a otra casa o nos perdonen las ofensas o la culpa los aleje. Pero los fantasmas de la casa, tenían que saber que esto no va a quedar así. No voy a decir quiénes pero conté 4 personas que estaban aterrorizadas luego de la historia de la casa.
Fue un poco aburrido. Pero se asustaron. Varios. Y eso cuenta.
Dell´Orto
Hubo fotos, videos, guitarra criolla, niñas cantoras, borrachos, tranzas, fasines faisanes, invitados sorpresa, invitados de lujo, ausencias sopresivas y ausencias de lujo, vino, cerveza, torta, salchicha con mayoliva, música electrónica, rock chabón, chicos lindos, alguna zarpeada, mucho cigarillo (¡Esa es para vos, Telerman!) y sobre todo, lo mejor de lo mejor fue...

9 comentarios:

Funes dijo...

... qué loco ...
En el Rojas se está realizando un seminario de Danza a cargo de Ana Garat y una de las alumnas del seminario estuvo en el cumpleaños... me acaba de decir...

¿es o no es loco?

Funes dijo...

...ya no entiendo nada!

Emilie dijo...

ja, tanta gente hubo?... yo me lo perdí, parece q estuvo bueno. será el próximo!
beso

Tatiana dijo...

Si, estuvo buenisimo. Y feliz cumplex Funest (hoy lo llamo)!!!!!!!

superloyds dijo...

la fiesta del año, sin dudas
salu2

Funes dijo...

Emilie, kerida!
Te lo perdiste, pensé que ibas a venir... Sí sí, la próxima no te la pierdas...

Funes dijo...

Gracias Tati...

Lunita dijo...

Si, estuvo bárbaro... especialmente el chimichurri...

funes dijo...

croak