miércoles, febrero 14, 2007

Te queremos tanto, Alicia


Porque tiene ese parecido a mamá. Porque tuvo ese corazón enorme. Porque no matter what ella sacaba pilas. Porque el día a día de una mina como ella te hace pensar que tu vida es un juego de la oca. Porque creyó en muchos aunque en ella no hayan apostado ni los relojes imitación. Porque calladamente creí que nadie ni nada le podía ganar, a pesar de los diagnósticos médicos. Porque no puedo evitar llorar pensando en su ausencia. Porque hay muchos que sacaban ganas de solo oírla. Porque mi vieja sacaba ganas de solo oírla... porque están en la misma.
Por eso
y mucho más
te queremos tanto, Alicia.

9 comentarios:

una clara dijo...

Me pusiste la piel de pollo (ya se que se dice gallina) pero la mìa es de pollo.

Lindo homenaje.

Beso.

Funes dijo...

Y...

vos no sabés lo que fue al enterarme...

otro beso

una clara dijo...

te conseguí unas entradas con descuento, escribime un mail.

Beso.

Funes dijo...

te escribo

Anónimo dijo...

nada que ver con el post, pero por el amor de dios sacá ese reloj de ahí, me hace acordar a la oficina, al tiempo perdido, a que todos nos vamos a morir mucho más pronto de lo que pensamos.

el gordo Carlos dijo...

Che, anónimo... y el de López, el reloj de López? El que cuenta los días... ¿también te recuerda que todos vamos a morir?

Anónimo dijo...

cuál es el reloj de lópez, gordo? no lo tengo.

el gordo carlos dijo...

El que está arriba a la izquierda, lo puso al lado del contador.

Funes, sos un queso, no se entiende nada.

Anónimo dijo...

ah, gordo. no, el de lópez me recuerda a la izquierda que vive en europa, según lita de lazzari. podés dejarlo nomás.