lunes, marzo 19, 2007

Saudade

Viajar mirando la ventana del colectivo. Un ómnibus se dice mejor. Que la ruta se te pase volando, te raspe las pestañas, que los mojones, que los caminos de tierra. Que los árboles crezcan para los costados, en punta, que la ventana estop mouyonee una gallina o una vaca pastando, vaqueando.
Tomás aire y soltás... despacito. No, no se solucionó nada, seguís corriendo la coneja, te faltan ideas y energía. Pero volvés a tomar aire y soltás... despacito. Tampoco, pero ya va a venir. Ahora que lo pensás, no es tan difícil, tenés que mover unas fichas, hacer unos llamados y, con suerte, zafás. Entonces tomás aire y soltás... despacito. Mirás la ventana y encontraste una nube. Una que no estaba ahí. Sola. Tiene forma de empanada, o de pan francés. Sola y blanca. El cielo es anaranjado porque hace mucho que estás en el asiento. Y te acordás. Mirás alrededor y ves un ómnibusedicemejor. Pestañéas y sentís los auriculares en el oído. Estás escuchando música. O alguien habla, tranquilo, ronco, despeinada, esa voz suena despeinada, decís. Y se te ocurre que en otro contexto alguien se reiría. Porque no estarías solo. Pero en este micro vas solo y tranquilo.
Cerrás los ojos, no te importa adónde vas... ya vas a llegar. Ya te van a hacer reír. Vas a tomar rico y comer de a sorbos. Los mosquitos van a jugar la Copa Dengue, con vos y el resto de los iletrados futbolistas. Los Hospitales y los médicos te van a parecer graciosos. Vas a mirar el pasto y a correr y te vas a cansar como hacía... como hacía... ¿te acordás? ¡Qué épocas aquellas! Jugabas 3 horas seguidas y te tirabas en el pasto a morder el yuyo para descansar. Los mosquitos no te jodían, la picazón que tenías en las piernas ni la sentías, estabas con los pulmones llenos de aire y todavía tenías ganas de hacerle una joda al grandote que te había metido un caño. El sol sin viento... y escuchás, dale manga de gordos... pongansé que les saco una foto, dale dale dale.
Abrís los ojos.
Cerrás los ojos.
Abrís los ojos.
No llegaste... ¿adónde vas?

No importa, ya vas a llegar.

2 comentarios:

anotador dijo...

Los mosquitos van a jugar la Copa Dengue
es de Pedro el odontólogo.

molina dijo...

Pedor saca la foto y sale en la misma?? que grosso.