miércoles, octubre 31, 2007

Los Pacoquis de Federico Levín



En alguna mesa de noche literaria le pregunté a Levín si “Los Pacoquis” era un chiste, un juego y respondió un ‘no’ de o larga seguido de una risa pícara. Ahora termino de leerlo y también me río; si pudiese ir a esa mesa le contestaría a su risa con lo opuesto a un chistido.
En Los Pacoquis Levín juega con las palabras y las palabras lo acompañan contentas, bailan, hacen el poema respondiendo a los distintos juegos que les propone sin vaciarse de sentido sino al contrario.
Moviéndose con agilidad entre la dulzura y la acidez, dialoga con la presencia de los pacoquis en su ‘casa’ para definir su propia presencia.
Me enrostran de a todos –en principio
de acción y reflexión-
y soy el
príncipe de la acción y la reflexión-
especulo. Me busco. en tus mis ojos. Especulo,
dice. Esa forma que él no es –los pacoquis- se vuelve herramienta para mostrar el lugar que elige, para decir el desprejuicio, como forma de vivir la escritura, instalando un equivalente a la dicotomía bilardismo/menottismo en el campo literario, si se quiere.
Los Pacoquis no es un juego y mucho menos un chiste, éstas sólo son las armas que toma para hacer el poema (que es casi un manifiesto) y para mirarle los ojos a la literatura.
Levín elige la forma descontracturada, la fiesta, y como al silencio en la poesía, le va bien.


Entrevista a Federico
Esta noche se presenta
en Los Mudos
Juan D Perón 3615
22 hs - gratis

13 comentarios:

Mariano Panasiuk dijo...

Funes: te vengo leyendo hace mucho y hasta ahora, de todas las provocaciones que publicas ninguna me enervó tanto como "instalando un equivalente a la dicotomía bilardismo/menottismo en el campo literario, si se quiere". ¿Qué dice esta mujer? Un poco de seriedad, por favor.
Yo tuve la "suerte" de leer "los pacoquis" y no creo que esté a la altura de este endiosamiento. "(Casi un manifiesto)", es demasiado.
Queda claro que en el texto no analiza la forma de "los pacoquis" porque estaría obligada a explicar los baches y se nota mucho que no quiere (es bastante tendenciosa). Todo bien con la endogamia, pero hay que manejar con precaución.
Saludos.

chavat dijo...

no me parece tan complejo lo que digo, ni poco serio, ni otras. Bilardismo/menottismo en cuanto al privilegio de la estructura y el orden contra el del placer del juego, está bastante claro. No es endiosamiento sino una simple comparación. Tenés razón en que el casi no iba.

la reseña en ningún momento intenta hacer un análisis formal de 'los pacoquis'. Si lo hiciera y desmenuzara los 'baches' de los que hablás (que por cierto, si leés con más cuidado podrías ver que tienen el relieve opuesto) podría ensuciar la frescura del poema para quien no lo leyó todavía, y no es mi inetención.

también y finalmente, como verás, me gustó mucho y no pretendí ser objetiva, no tenía por qué.

carina chavar

Anónimo dijo...

vamos a confiar en tu criterio si ni podes escribir tu propio apellido?

Blanca Fernández dijo...

anónimo... lo suyo da para el chiste. Fácil, muy fácil...

Mariano Panasiuk dijo...

Carina: seguramente no tenías ni tenés porque ser objetiva, pero termina siendo poco creíble lo que decís si sólo le tirás flores. Y además querés justificarle los baches -sin comillas-... así cualquiera escribe, diciendo voy a tomar la postura del juego y el error y que salga lo que salga, después digo que es a propósito. Vos me hacés una reseña?
Con respecto a lo de Bilardo y Menotti fijate que estás tomando un único aspecto (el más visible) de las metodologías, aunque también me parece que lo ponés para provocar. Acaso no sabías que un gran porcentaje de hombres iba a pensar que por ser mujer no te pertenece esa comparación? Seguro que si te hago tres preguntas sobre fulbol no podés responder ni media.
Salu2

Funes dijo...

Eh, Carlitos, bajá un cambio.
Es una forma de comparar, también de manera lúdica, lo que hizo Levín en su libro.

No te hagás el otro que si te hacen 3 preguntas de cualquier cosa vos tampoco las podrías responder, salamín.

chavat dijo...

es posible que sólo responda dos o una, panasiuk, también que tenga suerte, pero ese no es el punto; con saber lo que te puse en el comentario anterior me alcanza para comparar, incluso mientras lavo los platos y miro el canal de utilísima.

agrego una cita que debería haber puesto en la reseña y se desprende de la que elegí para el título:
"Pero no todo es tan matarlos, necesito/ para seguir que no todo, no/ todo tan". Los 'baches' definitivamente van con comillas, no es un 'que salga lo que salga' y ya, sino un trabajo en base al juego, y si corregir es propio de estos personajitos, el narrador del poema -que es Levín- también es un pacoqui en algún lugar (claro que en un lugar mínimo, secundario) y esto no quita todo lo anterior. Hay una elección al escribir y publicar un poema que se llama "Los Pacoquis" que está mucho más allá del capricho (y es un poco lamentable tener que aclararlo)

Anónimo dijo...

¿Donde se consigue el libro?

Funes dijo...

Pronto anunciaremos por este blog
y otros
cómo conseguirlos.

En principio, a partir de la semana que viene
al
editorialfunesiana@gmail.com

Funes dijo...

o en el blog de la editorial

Editorial Funesiana

Pacoqui de incógnito dijo...

Lo de "personajitos" me dolió.

chavat dijo...

¡no te duelas, pacoqui! era una referencia al poema libre de malicia.

paula.p. dijo...

y como decimos siempre en el clasico narra-póesi de los domingos: Dejá el Pacoqui, colcé con tu novia!