lunes, mayo 26, 2008

Devolución de gentilezas


[...]
La semana pasada, el Senador Mc Carthy apareció en este programa para corregir algún error que pudiera creer que hicimos en nuestro programa del 9 de marzo. Ya que no hizo referencia alguna a los comentarios de los hechos de aquel programa debemos concluir que no encontró errores en esos hechos.
Probó nuevamente que cualquiera que lo exponga, cualquiera que no comparta su desprecio por la decencia y dignidad humana y los derechos garantizados por la Constitución debe ser o un Comunista o su compañero de viaje.
Ya esperaba este tratamiento.
El Senador añadió el nombre de este reportero a la larga lista de individuos e instituciones que ha acusado de servir a la causa Comunista. Su propuesta es muy simple: cualquiera que critique los métodos del Senador Mc Carthy debe ser un Comunista. Si eso fuera cierto, debe haber muchos Comunistas en este país.
Consideremos algunos de los cargos del Senador: proclamó, sin ofrecer ninguna prueba, que fui mienbro de la Industrial Mundial de Trabajadores.
Eso es falso. Nunca fui miembro de la IMT ni completé forlmulario alguno.
El Senador proclama que el Profesor Harold Laski, un erudito y político británico, me dedicó un libro.
Eso es cierto. Ahora está muerto. El era un socialista; yo no.
Era uno de esos individuos civilizados que no insistía en que estuvieran de acuerdo con sus principios políticos como condición preestablecida para una conversación o una amistad. Yo no acuerdo con sus ideas políticas. Laski, como dejo claro en la introducción, me dedicó un libro no por estar de acuerdo políticamente sino porque tenía en gran estima mi programa de Londres en tiempos de guerra. Y la dedicatoria dice:
Creía hace 20 años atrás, y lo creo hoy, que Americanos maduros pueden entablar conversación y controversia, chocar ideas, con Comunistas de alrededor del mundo sin resultar contaminados o convertidos. Creo que nuestra fe, nuestra convicción, nuestra determinación son más fuertes que las de ellos y que podemos competir exitosamente, no sólo en el área de las bombas sino en el área de las ideas
Trabajé en la CBS por 19 años. La compañía se ha suscrito totalmente a mi integridad y responsabilidad como comunicador y como un leal americano. No necesito clases del Senador de Wisconsin sobre los peligros o terrores del Comunismo. Habiendo buceado en mi conciencia y mis archivos no puedo afirmar que siempre he sido acertado o astuto pero he tratado de perseguir la verdad con diligencia para comunicarla aun cuando, en este caso, fui advertido de antemano que sería sujeto de las atenciones del Senador Mc Carthy. Esperamos lidiar con asuntos de más vital interés la semana próxima.

Buenas noches... y buena suerte.
[...]


*

2 comentarios:

jonas dijo...

los parlamentos de ese personaje en toda la película son geniales.

esa precisiòn, esa durezsa.

cuando sea grande quiero ser asì de articulado y contundente.

saludos funes,gracias por el link del otro dìa, me sorprendiò gratamente.

Funes dijo...

Jonas,

vos ya ya sos así!
De nada. Seguí pilas con los poemas que te seguimos leyendo.

Abz