jueves, junio 05, 2008

Fuerza muñe...

[...]
Al llegar al quirófano, un lugar muy parecido a una sala de ensayo musical, el cirujano y una decena de chicos y chicas con onda universitaria, asistieron a mi desnudez en círculo, revisándome y acosándome a preguntas, me afeitaron el muslo y me inyectaron líquidos por todos lados.
[...]


Incardona, con unos huevos grandes como todo Blogger, expone un relato tan pero tan íntimo que solo me queda admirar el nivel de exposición y envidiar la entereza de su personalidad.


ah, Incar... yo pondría
nockeado
pero bueh... ya tuvimos
problemas con Entropía
por keruza...

5 comentarios:

juandé dijo...

je, gracias amigo!

ya mismo, de querusa, digo de keruza, lo corrijo.

gran abrazo

luis d'elia dijo...

tener los huevos grandes es contar como te operan? el valor artistico tiene que ver con cuanto te expones?

la cicciolina es mas que borges, entonces!

Funes dijo...

¡Claro, Luis!
Y con tu comentario lo probás.
No diría que la Cicciolina... pero mirá si habrá que tener huevos que casi que no creo que te llames Luis D´Elía... ojo, casi, eh...

¿Por qué no me decís cómo te llamás?
Digo, nombre y apellido que figura en tu documento...

¿Por qué?
¿Ves, papá...?

Abrazo :)

No me acuerdo el nombre del actor de simuladores que se apellidaba D´Elía y me da paja buscarlo en google dijo...

Me siento obligado a apoyar -por esta vez- a Luis D´Elía y decir que una cosa es una cosa y otra cosa es otra cosa. Detrás de un relato en el que quien escribe se exponga en primera persona puede haber muchas otras cosas no demasiado admirables: narcisismo, deseo de figuración o falta de sentido común. No es algo admirable en sí. En la crónica linkeada no parece ser demasiado productiva literariamente la exposición...
Otra cosa es si queremos darle apoyo a un amigo, eso me parece perfecto, pero no metamos a la literatura o a las virtudes morales (como el valor que según vos se deduce de la crónica) en esto...
Y por supuesto que comentar como anónimo no tiene necesariamente que ver conb la cobardía. Simplemente puede ser para no herir sentimientos...

Funes dijo...

Querido, ¿a mí me corrés por izquierda? ¿Cómo me dijiste que te llamabas?

Primero lo primero, porque tu comentario destila confusión y ganas de pelear (pero bien).

Hacerse eco de Luis como Federico D´Elía no siendo Federico D´Elía es previsible. Aparte de mal chiste, digamos que no sorprende porque acá han venido a llamarse de mil nombres distintos y nadie tan original como no me acuerdo...
Debés ser uruguayo.

"Sentirse obligado" me parece una exageración. Nadie te obliga. Vos leés y pasás. Si no estás de acuerdo opinás. Si opinás tenés que tener un nombre porque tengo que saber quién me dice qué. La frase déjenlos libres no vale lo mismo si la dice Hitler o la voz en off de Gran Hermano. Seamos sinceros. Seamos serios. O sino tu opinión no sirve para una mierda. Yo quiero que sirva. Sigamos.

Hello!
Blogs, bitácoras, diarios personales, diarios de escritores, work-in-progress... ¿no te suena nada de eso?
Bueno, puede ser. Te cuento...
blablablablablablablablablablabla
bla
si vas al link verás que estoy con Xenia: no demasiado admirables, decís y te pregunto: ¿según quién? ¿Vos? ¿Quién sos? ¿Wanda Nara o Malcom X? Otra vez, necesito saber quién y cómo me lo está diciendo para entender si es en joda o una ironía.
Otra vez, ser anónimo para que no te den bola.
Para bardear nadie mejor que yo pero para "hacer una crítica"... boah...

Productiva literariamente, decís. Ahora sé quién sos: ¡sos un golpista! ¡Fuera vaquillona de aquí! (Es chiste, no te enojes)

Si comparar la cobardía con el anonimato es un error entonces creer que te da paja guglear un nombre también lo es. Paja, lo que se dice paja, es otra cosa. Es no querer levantarse para llevar a los chicos al colegio porque es la decimoquichioctavamil vez que lo hacés y querés descansar... hoy aunque sea, por favor. Paja, lo que se dice paja es no querer lavar los platos porque ya es la decimoquichioctavamil vez que lo hacés ¡y no vivís solx!
Si vos exagerás, yo también puedo. O pongamos las reglas en claro pero juguemos los dos al mismo juego. Pareciera que vos jugás al ajedrez y yo al truco; entonces, aclaremos.

Y poner un comentario anónimo para no herir sentimientos además de sonar como el culo (veo que me permitís exagerar) no se entiende nada.
¿Para qué dejás un comentario? ¿Para herir? ¿Para no herir pero decirle que está equivocado? ¿Pero acaso no se aceptan los errores? ¿Acaso no se trabaja con errores? ¿Acaso hay que pegarle en todas? Ponele que sí, ¿no estaría bueno que corrijas?

¡Pero cómo vas a corregir! ¡Si nadie sabe quién sos ni qué o cómo lo decís!

Seguramente seas amigx de la casa. Por eso comentás... porque a este blog no llegan muchos desconocidos y los que llegan pasan y se van. Por eso esta respuesta larga. Más allá de que asusta a los que les gusta leer "cortito".

Abrazo y un shaludo enorme.
Hay mucho que discutir sobre los comentarios anónimos y no seremos los primeros ni los últimos pero algo tenía que decir.


...virtudes morales...
...pst...
...habrase visto...