viernes, julio 25, 2008

Firmá la renuncia, Bambino...

... o enderezá la nave.

Las lecturas en vivo como evento cultural, como un espacio donde se escuchan autores, como lugar de rock and roll que habían empezado a revitalizarse desde las pequeñas tertulias de poesía hasta los encuentros de El Quinteto de la Muerte, han cumplido un ciclo. Se ha despertado ese pequeño monstruo y ahora "lee cualquiera".

Si hubiera sido un trabajo que debía cumplir un objetivo ese objetivo se cumplió rotundamente. Contame, si no, a qué lugar podías ir a escuchar un cuento que no fuera en la Noche de Cuentos que organizaba El Grupo Alejandría. No vale contar la casa de tu amigo, eh. Me enteré que un pibe juntaba escritores en su casa y se leía por turnos. Eso está bien pero vale como otra cosa. Ahí no había público aunque podría considerárselo como un revival de las lecturas a voz en cuello. Los talleres literarios, donde uno escucha al otro, también habrán sido embrión pero talleres hubo siempre. Pregunto otra cosa. ¿A quién se le hubiera ocurrido empezar a organizar eventos literarios donde los autores leyeran narrativa? Hablo de un ciclo sostenido en el tiempo. Hablo de narrativa en sus mejores y peores formas de expresión. Hablo de visitar espacios que alguien hubiera creado.
A nadie. Lisa y llanamente. A nadie.
El único que duró mucho tiempo y todavía sigue es el Grupo Alejandría.

( paréntesis )
Hablo de mi ciudad. La CABA.
Que es donde vivo y organizo
eventos literarios. Si querés
podés comentar sobre el lugar
en el que vivís vos, contar tu experiencia.
Testimonio, le dirían los evangelistas,
serás bien recibido.
( paréntesis )

Hoy tenemos varios (quedan afuera los que proponen el "micrófono abierto"); Carne Argentina (que vendría a ser mixto aunque ahora están más narrativos que antes), Los Mudos (que solo invita a leer narrativa), El Quinteto de la muerte (que hasta leen novela), algunos encuentros de Siempre de Viaje (donde predominan los poetas), el Confesionario (que pide textos exclusivamente para esa noche, aunque el de Romina Paula, por lejos el mejor, ya estaba escrito de antes que la invitaran), El Outsider (donde también mixturan poesía y narrativa) y, desde no hace mucho, La NNA que organiza la señora Elsa Drucaroff quien prometió volver dentro de poco a las andadas. En una época creo que Pablo Ramos también organizaba un ciclo en Mataron a Kenny pero como está de viaje ya lo abandonó y nadie le siguió la huella.

Ponele que quiera hacer una lista de lugares adonde podrías ir a leer un cuento.
Te daría esa lista. Averiguá, gugleá o linkeá de esta lista, te diría, que es lo que conozco y he ido. Mandá mails y eso.

Ahora Carlos Gamerro se puso a organizar lecturas en el MALBA. Se armó un ciclo. No sé si lo organiza él o a él lo organiza (cuak). Me gustaría que me deje un comentario confirmándolo. Por ahí lo organiza otra persona de ahí adentro. O sea, para titular en el diario sería: las lecturas de narrativa llegaron al MALBA. Y está muy bien que pase eso. Muy sano. Que compitan. Que se cruzen las fechas. Que la gente tenga para elegir. Pregunto ¿cuándo pasaba esto? Si hay algún viejito que lea este blog o algún estudioso de esa data (inútil data, i know) sabe algo de lecturas en otra época que deje un comentario desaznando a la muchachada que será bien recibido.

¿En qué momento se pensaba que podía pasar algo así? ¿Ir a escuchar un cuento? Naaah, me aburro mejor mirando AXN, man.
Pero no.
Sucedió nomás.
Ahora... ahora llegó el momento de enderezar la nave.
Creo.
Digamos que si fuera por etapas; la etapa uno está cumplida.
Etapa 2
No empieza muy bien.
Mientras en el MALBA, el lunes, arranca un ciclo, hace varias semanas el CC Pachamama está clausurado. Pero como el CCP, hay varios otros que de repente cerraron. Digamos, para ser benévolos, que vendría a responder a un intento de reordenamiento municipal necesario después de la tragedia que exhibió de manera obscena el excesivo entramado de corrupción y negligencia que rodea ciertos eventos culturales.
Estemos de acuerdo. No vamos a pelear, queremos discutir. Pero pará la moto, Macaya. Porque este "supuesto" reordenamiento tiene como consecuencia el in crescendo de pequeñas cuevas de infractores y fumones que solo quieren hacer cultura infringiendo la ley.
-Fomentemos la cultura pero que sea dentro del marco que estipula la ley.
-Es aburrido.
-Hagamos algo divertido.
-Bueno, dale.
Ya se pudo meter dentro de la cabeza de algunos que asistir a una lectura de narrativa no necesariamente es una pérdida de tiempo. Por miles de razones la gente se puede entusiasmar. Y la que va, de hecho, se entusiasma y sorprende gratamente.

Bueno; ahora hacen falta más. Más y más. Todas las semanas. Que se crucen las fechas. Que haya un espacio nuevo cada día. Que se arme fiesta. Que la gente pregunte o que sienta que se la perdió. Que se escriban crónicas de las noches de lectura; que se despierte esa figura de croniquero de lecturas. Que no haya "unos pocos" invitados a las lecturas porque "unos pocos" no ayuda a pensar nuevas ideas. Que aparezcan los autores, que ellos mismos se pidan un lugar. Que haya miles de ideas dando vueltas y que algunas se puedan llevar a cabo. Que se busquen nuevos autores, más irreverentes que los anteriores, más actores que los anteriores, menos actores; no importa. Que cada uno pueda armar su ciclo. Que cada ciclo convoque con una particularidad, aunque sea una chota como regalar dos litros de cerveza entre los que van a la lectura. Que se junten con músicos, con artistas plásticos, con fotógrafos. Que haya. Que haya más ciclos sostenidos en el tiempo.

Digo, ya está bien. (No se asusten; seguiré regalando los dos litros de cerveza) Pero me gustaría ver más CICLOS. No tanto lecturas de un día y ya. Ciclos de narrativa. Como el que nace en el MALBA. Como el que abandonó la Druky, que ojalá vuelva. Que haya más propuestas. Este blog está cansado de recibir críticas al autor diciendo que es una mierda lo que escribe o lo que hace... pero nadie de todos esos que critican tienen los huevos para hacer "una lectura como la gente" o escribir "un blog como corresponde". De todas formas, no me molestan esos comentaristas anónimos o no tanto. Eso que siga. Todo bien. Hablo de otra cosa. Si tu lugar es tirar mierda en los coments, bueh, allá vos.
Ahora le estoy pidiendo al que quiere organizar que se ponga a organizar. Que ponga los huevos arriba de la mesa y se mande. Que ahora no está tan solo como antes. Que va a salir. Acá en la CABA o en Sunchales... qué se yo.

Ahora apareció No hay banda, de Levín - ciclo. Una cosa rarísima que seguro volverá a hacerse el jueves que viene. También están las lecturas de ensayo - ciclo - con el recital de Los Mal Llevados, una rastra de musiqueros punkizoides que se adaptaron a 220 en un mundo de 110. Geniales. Ojalá vuelvan en otro espacio porque te la pasás de lo mejor escuchando ensayos.

¿Cuándo? Decime cuándo pensaste que podía pasar algo así. Vos que escribís cuentos, decime, ¿adónde pensabas ir a leer tu texto y que haya gente que te escuche o te critique y que no fuera una página web, un programa de radio o una cueva que vaya uno a saber qué reglas municipales lo rigen?

Pero claro. Ahora hay que proponer algo distinto. Eso creo. Media pila. Media pila que la etapa 2 está en pañales y hay que darle la papa porque sino crece atrofiada. Y sí. Un laburo. Pero siempre hay alguien que está dispuesto a hacerlo. ¿Nocierto?


*

5 comentarios:

Mica dijo...

vamos Funes!!! qué pilas! siempre es necesario alguien que aliente!

Anónimo dijo...

si yo.
siempre hay alguien.
bss
maría

Scherezada dijo...

mirá funes, son las 5 40 de la madrugada del lunes, tengo insomnio, ya escribí un post boludo como corresponde a un blog de chica, ya le contesté a otro blogger amigo y te digo que acá en sunchales, ¡hacen falta lecturas!!!!!!!!!! sísísisis pero qué hago ahora con toda esta adrenalina eh qué hago no ves que sos un irresponsable
hay que ver lo que uno publica che
que del otro lado puede estar una frágil insomne influenciable y distante tan distante de baires...
yo organicé el primer grupete de lectura que hubo en sunchales, leíamos en un estudio fotográfico, dps leímos en una biblioteca pero no funcionó, ahora hay otro grupo, pero leemos poco...mi frase favorita: ¡a leer que se acaba el mundo! (reemplazable a gusto del consumidor la prep a y el infinitivo)ya te contaré qué organizo para distraer a los aliens sunchalenses

Enzo Maqueira dijo...

Como te dije en la dedicatoria, admiro tus ganas de hacer. Contá conmigo para lo que quieras encarar en esta segunda etapa. Y si se me ocurre algo, seguramente vas a ser el primero en la lista.
Abrazo.

florecita dijo...

querido, en la ciudad de Rosario, en el año 1995, se realizaban ciclos de lectura de narrativa pura bajo el nombre de "Viajeros de la Underwood". Entre sus participantes estaban: Martín Prieto, Oscar Taborda, Osvaldo Aguirre, Patricia Suárez, Beatriz Vignoli, entre otros.

Espero tener noticias pronto (sabés de lo que hablo)
Saludos!