miércoles, octubre 15, 2008

Rosario nao tem fin

*


[ viaje y crónique ]


*

3 comentarios:

El señor de abajo dijo...

buena crónica funes!
me hace acordar a aquella manejada legendaria hasta cordoba atravesando la oscuridad de andar perdidos. acá atravesaste el agua. para mí que te equivocaste: no era córdoba era motevideo y vos dibujaste con el auto el trazado del puente que nunca van a hacer.

Funes dijo...

la ida fue emocionante por las patinadas
la vuelta por la big velocidad

pero nada supera
lo pensaba recién
los sobrepasos
arriba del gol
con camiones de frente
y la camarita prendida

tacordai?

PastaFrola dijo...

Funes, querido!
Que las medialunas saladas son mi debilidad, y que creía que sólo eran un deleite de mi amado Sur, que tanto extraño!
Habrá que irse a Rosario nomás. No vaya a ser que además de los años, una pierda el gusto!