martes, diciembre 09, 2008

A mis "amigxs" pelotudxs

Nuevo anotador

Empecé este anotador el 9 de diciembre de 2008. Escribo esto porque no lo voy a postear. Tengo varios anotadores que están llenos de post no publicados. O no llenos, tampoco exageres. No. Un poco llenos o con varios posts. Más de uno de los posts publicados tienen algo de mis varios anotadores. Soy encuadernador; si no tengo varios anotadores dejo de llamarme Funes.
Hablando del asunto, no es la primera vez que prometo dejar de llamarme Funes. No me llamo Funes. Ni de apellido. Muchos creen que sí. Ayer, mientras caminábamos por la oscura Tribu junto a Marian, la productora del programa de Acá no es, hablábamos de lo extraño que debe ser para mí tener un nombre que no es mi nombre. Curioso, me dijo dándole tono de eufemismo. Qué diría mi vieja, pensaba mientras revisaba sus ojos y opinaba que su flequillo así como estaba le quedaba justo justo.
Muy de a poco, de acá a fin de año, voy a darle un cierre a este blog.
Estoy un poco hasta las manos y me parece que de a poco se va a terminar lo que estoy haciendo acá porque no me quedan muchas energías. Por lo menos este fin de año. Este tubo se vino un poco más cargado que el anterior y eso que el anterior fue bastante cargado.
Por lo pronto, ver y contestar comentarios me lleva su tiempo así que dejaremos de permitir los comentarios. Hay pocos buena onda. Tengo un millón de amigos pero lo único que aparece son los anónimos barderos y "mis amigos" brillan por su ausencia. 
A veces bardean sin razón y otras veces hacen críticas válidas pero saltar y aclarar a cada rato cuando podría saltar algún otro como veo que hago en otros blogs o que veo que otros hacen en otros blogs me hace pensar que tal vez no tenga tantos amigos como me parece o me dicen.
Van dejando que aflore ese pequeño enano fachista "y... si le dicen eso es porque algo de cierto habrá".
Hay un anónimo en particular que está bastante enojado, pensé la primera vez, pero cuando hablé con un amigo del alma que me decía

-¡Man!, fui yo el que te dejó ese comentario.
-¿Cómo que fuiste vos, pelotudo?
-Sí, era yo.
-Pero bardeabas re mal.
-Ah, sí, era para hacerte calentar, boludo.
-Qué nabo. Me hiciste calentar.
-Ah, entonces soy un genio.

fue que dije o esto lo aclaro o esto no lo aclaro y se van a cagar, que piensen lo que quieran. Pero después de ver la cantidad de pelotudos que le dan pelota a los anónimos y en función de los cuáles basan sus críticas hacia mi persona y demás es que decidí borrar los comentarios.
Mientras más me acerco a meterles el dedito en el culito a los que se creen impolutos e impunes es que aumentan los comentarios anónimos.

Entonces, a la mierda.
Hasta que no haga un frío de talactitas no habrá comentarios para nadie.
Y eso si cuando haga un frío de talactitas este blog sigue funcionando. Porque hoy en día, como viene la mano, no creo que siga blogueando el año que viene...

Así que ya sabés, amigx pelotudx, para hacer un comentario vas a tener que mover cielo y tierra, porque acá ya no se permite que hables y digas lo que se te ocurra, que bardees a este pibe que de malo tiene lo que tiene cualquier persona por ser persona. Vas a tener que ir con tu energía y originalidad para el insulto a otro lado porque acá no se puede. Acá no hay espacio para tus ideas como tampoco hay espacio en blogger que le abre las puertas a todo el mundo menos a vos. Porque vos, amigx pelotudx, sos un paria del mundo cybernético. Imaginate que te comprendo: el comentario anónimo (último refugio de tus cavilaciones neuróticas y resentidas) cada vez más difícil de encontrar; tanto blog que modera los comentarios; tanto intelectual que te escupe en la cara enfrente de todos, mofándose de tu ignorancia para semejante estupidez como sacar un blog... te comprendo, te juro.
No, no, amigx pelotudx. Acá si comentás anónimamente, va a ser de puro ojete. Y todos sabemos que este mundo le reserva el puro ojete a gente no-como-vos. Así que o me mandás un mail o te pegás un tiro en la boca porque si vivías para los comentarios anónimos tu vida ya no tiene sentido.


*

6 comentarios:

Enzo Maqueira dijo...

No bajes los brazos, Funes (o Lucas). Tu blog es la guía cultural de la Buenos Aires que va a contarse en las revistas culturales del 2050. Eso, claro está, en el caso de que existan revistas culturales y Buenos Aires. Teniendo en cuenta la cantidad de pelotudos que andan por ahí, nunca se sabe...
Siga, hombre, no afloje.

Funes dijo...

Seguiremos siempre, con distintos trajes pero seguiremos sin lugar a dudas.

Abz, Enzo.

Pablo Lezcano dijo...

Yo creo que no soy un pelotudo. En todo caso vos me das mucha bola. Si soy tan insípido como vos decís, no merece mucha atención.

podría decirte todas las cosas que hacés mal pero

pará
si ponés que no va a haber más comentario?
¿cómo se publica esto que estoy diciendo?

amigo del alma dijo...

el otro día pasé por tu trabajo y te miré un par de veces antes de acercarme

vos sos un grosso
sabelo

que permitas los comentarios anónimos habla de una gran generosidad que nadie puede criticar


abz amigo

AEZ dijo...

Moderalos y listo. Al carajo con la ciberpatota.

Carlita Online dijo...

Sería una pena no poder leerte en el blog