jueves, agosto 27, 2009

Idea revolucionaria

y muy compleja,
a ver qué opinás

Las obras de teatro que cobran 90 points la entrada deberían tener una función al mes en la que no cobren un centavo. O sea, entrada libre y gratuita. Una. Al mes. Gratis.




*

3 comentarios:

Gogui dijo...

No se si una vez al mes, capaz que la regularidad habría que decidirla jhunto a los teatristas, productores y dueños de salas y ver cómo se mueven los costos y los beneficios, pero al menos cada 3 meses, sin dudas.

Yo creo que los teatros independientes -que tienen obras fáciles de montar en escenarios informales- que reciben subsidios estatales deberían al menos una o dos veces al año brindar una función gratuita en barrios humildes que no acceden a la cultura céntrica.

Funes dijo...

Pero yo no estoy hablando de los teatros independientes que trabajan en otras condiciones, eh.

Lo de moverlos a otros lugares ahí sí se vuelve complicado porque tal vez la obra necesite algunas condiciones... no sé. En todo caso apuntar a que los pibes conozcan un teatro pituco más que otra cosa.

Hablo de las obras de teatro que cobran precios exhorbitantes. Hablo de gente poderosa. No de bohemios que reparten un borderaux de 100 points entre 15 personas.
Hablo de empresarios. Hablo, como dice Cristina, de quitarle a los que tienen y no a los que no tienen.


Otra que se me ocurre... bueh, esa va para el lunes. Pero por ahí vamos.

Abz, amigo.

Gogui dijo...

Yoc reo que habria que hacerles a los dos, pero creo que es muy kirchnerista eso de verlo como "sacarle a los ricos". Me parece que si reciben dinero del Estado (todos lo hacen) tendrian que hacer alguna especie de contraprestacion, sean independientes o grandes capitales.

Porque no se trata de "sacarles" sino de que ellos deben darlo porque es lo correcto.

Es tan importante que los pobres vean obras caras como que los que viven en la periferia vean la sobras del centro.

Esto re de acuerdo con vos cuando pensamos que nos gustaría mucho ver entrar una gran camada de gente humilde con pocos recursos al San Martín, sentarse y disfrutar a Shakeapeare.