sábado, enero 23, 2010

Juan Manuel Daza


Nunca me voy a olvidar de aquella tarde en la FLIA que se hizo en el I.M.P.A. Abusándome de su confianza le quité la silla y a las 18 hs no había espacio ni para permanecer parado. Sin embargo, no dijo ni "a". Un caballero. Un día de éstos me va a cagar a piñas...

Salú, compañero

1 comentario:

kbdejavu dijo...

mirá lo que encontré... muchas gracias!

salud!


Juan