lunes, marzo 01, 2010

Reflexiones sobre el terremoto en Chile



Hasta cuando nos van a meter el dedo en la boca



Me parece increíble que en ésta tragedia el gobierno de Chile saque militares a las calles para proteger el capital de los ricos mientras en ciudades pequeñas la gente está sin medicamentos, ni comida, ni abrigo.
Me parece increíble que los medios de comunicación muestren el pillaje de los supermercados que ejecuta el lumpenaje de mi país en vez de incitar a quienes tengan la comida a que cierren el acceso de los supermercados a cualquier bien adquirible que no sea comida pero que abran las puertas para que la gente pueda abastecerse. Me parece increíble que en Chile se piense hacer una "teletón" para los damnificados del terremoto, cuando todos hemos sido golpeados, pero que quienes tienen la comida la guarden con armas. Encuentro insólito que en los canales de televisión se muestre la desgracia ajena con música dramática de fondo como si fuese un espectáculo barato de hollywood y sea eso todo lo que se haga. Me parece dramático que nuestro "presidente electo" diga: "los que tienen más tienen que hacer un esfuerzo" y no diga "los que tenemos..." siendo que es uno de los magnates más ricos del mundo.
Francamente me parece una burla todo lo que está sucediendo.
En la Isla Juan Fernández, el canal chilevisión mostraba a un caballero que había perdido a su nietecito en el maremoto, como lloraba, a moco suelto mostraban su humanidad, con sus camaritas de millonadas, en vez de concentrar ese tiempo y esas fuerzas en ayudarlo a buscar a su nieto.
Me parece tremendo que al dueño de Jumbo se le permita decir en cámara que muestren tales o cuales contenidos en los medios de comunicación para evitar que la gente se acerque a los supermercados a buscar comida y agua. Me parece insólito que digan que en Santiago no hace falta nada y que no se justifica que la gente acuda en busca de comida, cuando aun quedan comunas sin los suministros básicos de luz y agua. PARA QUÉ HABLAR DE LAS FARMACIAS!!! si hay ciudades cuyos únicos hospitales quedaron en el suelo. La gente necesita medicamentos y no hay disponibles salvo en las comunas de la gente más acomodada... por eso la gente rica dice que en Chile no pasa nada y los pobres no tienen el espacio para denunciar lo que sucede, menos aun la gente de ciudades rurales que son los más afectados.
Estar a la cabeza de un país no es sólo para los tiempos de bonanza.
Señor Piñera, Chile, el país que usted quería y que ya lo tiene, necesita de su bondad y generosidad. También de la de sus amistades, también de las de su grupo económico. No estamos pidiendo lujos, sino que Chile clama por comida, medicamentos, agua y abrigo.



*

4 comentarios:

Angela Barraza Risso dijo...

Y cuándo subiste ésto???? que genial. Gracias!
Beso
A.

tavorq dijo...

hola que cierto es todo lo que dices ai te felicito basta ya de tanta mentira que bueno que exista aun gente que saque cara por su pais felicitaciones

panchopepe dijo...

en serio te parece increible?!

obviamente rescato todo lo que decis..
un abrazo
me encanto la obra de eugenio merino
me la recomendaron y cai aca
un abrazo grande
voy a seguir viendo tu glob
pasa por el mio si es que ves esto.
panchopepa.blogspot.com

Funes dijo...

Pero, Pepe!
Qué dibujos, eh!
Qué dibujos!!!