miércoles, enero 31, 2007

No tiene tope

Porque cuando penetro me ha pasado que llego como a una pared, al final del túnel, al final del cuello del útero pero la concha de mi novia no tiene tope. No quiero que piense que soy exagerado porque, en general, suelo hacer esas cosas: exagerar para dar a entender una idea. Pero es cierto, en la punta del choto, cuando pareciera que tiene que haber un tope, un final, una pared, un stop, un pará!, no consigo nada... aire, solo aire.
Cosas que pasan, ¿no? Me preocuparía si tuviera una poronga como la de Cucurto (dicen que se la pisa) pero como soy un infra dotado... bah, para exagerar, digamos, no me caliento demasiado. En realidad, debe ser eso, que no me caliento demasiado.
Una vez, cuando era joven y putaniero, tenía una "novia" que tenía un tope medio deforme y puntiagudo. Entonces, cuando entraba y llegaba al tope, (ella gritando dale así dale así; fuerte) a mí me dolía como si me fueran limando el ojo mocho. Eso sí era complicado.
Ahora es mucho mejor, es como volar, como pararse en una piedrita que flota, de 10 x 10 y sentir el viento a punto de hacerte caer hasta ese abismo negro, oscuro y desconocido.

3 comentarios:

rodrigo a. dijo...

Ese tipo de excavaciones deben hacerse con linternas, cantimploras y carpas, por las dudas de entrar y perderse adentro y tener que pasar la noche.

Suerte!

atolondrado dijo...

Llevá Sol de Noche.
De paso levanta calorcito las noches de invierno.

tigre harapiento dijo...

Parece que a su novia usted tendría que dedicarle una de Pabellón Psiquiátrico, Funes.
"ya se que las mujeres no son perfectas
tienen un defectillo entre las piernas
unas lo tienen ma-so menos pequeño
y otras lo tienen grande como es mi sueño
pero esta chiquita de la que hablo
mas que tener un nido, tenia un establo.
y le meti una mano, le meti una pierna
le meti la cabeza, hasta una llave inglesa
le meti las narices y dentro me cai.
le meti el sombrero, le meti una oreja
le meti un saxofon y un helado de fresa
le meti el bocadillo y dentro me cai.
segui cayendo dentro de ella
crei que alcanzaria el ocaso.
Pero no creas que acaba, asi la cosa
entre cuatro paredes de color rosa
despues de poco rato encontre gente
todos me repetian, la misma suerte.
hace ya mucho tiempo, es lo que cuento
por eso los niños piensan, que me lo invento
yo sigo aqui dentro igual que tu
que te creias que era el cielo azul...
Que alguien le metio una mano, le metio una pierna
le metio la cabeza, hasta una llave inglesa
le metio las narices y dentro se cayo.
que alguien le metio el sombrero, le metio una oreja
le metio un saxofon y un helado de fresa
le metio el bocadillo y dentro se cayo".
Chan!
Y usted, no se haga el lindo, o nos quiere hacer creer que tiene "la flauta de bartolo".
A mi no me venga a correr que "yo no soy Miqui Rurke, soy asturiano..."