viernes, julio 06, 2007

Hizo y deshizo


Ayer fue agitado. Ganamos cagando. Costó pero mi viejo tiene razón: Argentina no tiene rival. La lista de jugadores argentinos roba por afano, lamentablemente iremos a las finales... o por lo menos, a las semifinales.
Entre tanto blogging y tanta crisis de identidad que ya me está hinchando un poco las pelotas, decidí invertir en la cura: mandé hacer varias copias de Córdoba Buenos Aires Rosario para estar todo el fucking día armando libros. Hoy paso a buscar los últimos 18 ejemplares que faltan vender de Papel.
Tenía que mostrarle la calidad de impresión a mi inversionista así que llevé las copias conmigo. También lo vio Godoy que justo ayer a la mañana llegó a Baires. Ambos conformes. Se viene la Escolástica.
También estaba Pandolfelli que iba a juntarse con el enorme Oyola. Hablamos de lo jodido que iba a estar la convocatoria a Los Mudos si Argentina llega a semifinales y después no hablamos más. Bah, sí, pero adentro de Cúspide.
Resulta que Terra presentaba su crónica La Virgen del Cerro. María Moreno leyó algo interesante aunque me costó entrarle porque no me gusta cuando alguien lee un texto sobre un libro en la presentación... a veces es aburrido pero estuvo bien, es poderosa esa mina.
Zanoni hizo dos o tres preguntas que me hicieron acordar al Grupo Alejandría porque no se animó a las repreguntas pero después Terra explicó que no iban a estirar la presentación porque no daba. Firmó muchos ejemplares y vendió más también.
Apenas terminó todo, llegaron los saludos con la Mortati y Sonia. Pero lo mejor es que lo puedo "probar" si miran este video en el que habla Majul. Pablo Zunini le pregunta qué le pareció el libro de Terra y el contesta no se que de Hipercrítico punto com. Me distraigo al escucharlo porque me veo sentado con la camisa a cuadros a la derecha de la pantalla, con cara de poker, al lado de Pandolfelli. Al rato viene la Mortati y me da un beso, preciosa como siempre la nena, después Sonia que me grita horripilante al oído y Pandolfelli con Oyola que aparece con ese coso rojo que llevó que le tapaba la pelada (y a una vieja de atrás le tapaba la visión).
Muy gracioso, no solo somos de segunda, sino que se traduce hasta cinematográficamente con el 2do plano fuera de foco. Jua.
- - - - - - - -

- - - - - - - -
Después vamos a cenar
Propongo la fondita de la vuelta que tiene televisor y nos sentamos. Amagamos ser 11 pero al final nos sentamos 8 creo. Somos par, eso seguro. Y hablamos pero sobre todo tomamos cerveza. Como 240 pesos de cerveza tomamos. Están Molina, Glenda, Sonia, Terra, Celia, Mortati, Eugenia y yo que vengo a ser el octavo.
Me sorprende la elegancia, según me explica Sonia, con la que Glenda dice malas palabras. Es una mujer hermosa, todos lo saben, pero cuando putea hasta pareciera serlo más. Increíble. Jamás pierde la línea. Cuando se lo murmuro a Sonia, Glenda que, como todas las chicas, tiene oídos hasta en el tenedor de la mesa, me dice "qué te pasa pelotudo" con un encanto que no puedo más que sonreír. Después le aclaro, ya en pedo, de qué se trataban esos murmuros con la Sonia y se sonroja.
Hablamos mal de las foto-novelas de La Mujer de Mi Vida. Hablamos mal de un montón de gente pero como es la noche de Terra, también brindamos. Y brindamos con fé y esperanza. Molina y Terra intercambian algunos tips sobre firma de ejemplares y surgen un par de anécdotas... que no me acuerdo.
Con Sonia esperamos ansiosos el partido. Nos chupamos la vida y de a ratos se va con Eugenia a fumar a la puerta de la fondita. Eugenia es esa chica que sacó una reseña de Los Estantes Vacíos que Molina no conocía y ahí pienso: yo sabía que no podía ser perfecto Nacho. Alguna reseña se le iba a escapar. No se lo digo pero ahora seguro se entera.
La Mortati se la pasa pendiente del celular pero tira un par de sus frases que a Glenda y a mí nos hacen decir: la nena es una grossa.
Celia y Eugenia hablan de un tipo que edita libros para chicas (¿Coler era?) y discuten y discuten. A Terra le suena el celular y todos nos callamos para saber quién es.


Me quedo solo
Se van todos en el entretiempo y me pido una birra. El mozo me limpia la mesa y me pregunta que como la veo "¿ganamos o no?" Algo le digo. Creo que sí, le digo. Eso. Y cuando se va escucho que un viejo de atrás dice "eh, che, ¿cómo van? eh, eh, flaco, eh" y me hago el boludo olímpicamente. Escucho un "no te da bola" que se lo dice el otro viejo que lo acompaña que agrega "disculpe, joven", entonces sí me doy vuelta. Claro, se sentaron atrás de la columna y no pueden ver el televisor... pero tu perro no soy. Es así, pienso, cuando estoy en pedo me hago respetar... que idiota.



En el segundo tiempo
Entra una pareja. Curiosamente es la misma pareja que estuvo el martes en el Bartolomeo bancando a un fanático de Rivera que llegó 1 hora antes. Se sientan al fondo. De reojo miro a otra pareja que se sienta frente a mí. El la invitó a cenar a Ella. Pero se están conociendo. Ella tiene bigotes o una mancha de nacimiento. El tiene panza. Y pienso, una chica con esos bigotes solo puede llevarlos tranquilamente si está buena. Salen a fumar los dos, parece que se llevan bien por ahora, y confirmo: está buenísima. Lo único esos bigotes pero el resto, fatal.
Hago mis muecas de siempre cuando miro un partido que me hacen sentir en la cancha (entiéndase sentirmemenossolo) y grito fuerte el gol del Masche. Tan fuerte que el viejo pregunta otra vez "eh, ¿qué pasó, pibe?" y le contesto fuerte y con una sonrisa "¡¡Gol de Paraguay, viejo!!". El mozo se ríe.
Viejo boludo.
¿Qué se pensaba? ¿Que me agarró un espasmo? ¿Que tenía el Síndrome de Tourette?
¡Si todos gritan Gol en una fonda cuando juega Argentina... ¡¡en Argentina!!! ¿Qué te parece que puede ser?



Me calmo
Porque ya me voy. Llego a casa y lo primero que pienso es en mi nueva muletilla. Fue una noche sólida.
Agarro La Virgen del Cerro y leo hasta que un albañil cuenta su historia afuera mientras todos fuman. Un testimonio triste. Después me hago el dormido y me duermo. Hoy ceno con El Quinteto y tengo que descansar.

5 comentarios:

Funes dijo...

Ah, sí, y a la izquierda del ruludo verán a María Moreno y Daniel Molina, claro, cómo olvidarlos...

PZ dijo...

Funes,
a Majul le dije textualmente "prendo la camarita y decí lo que quieras del libro de Terranova". Y el flaco arrancó con el tema de Hipercrítico. No debe haber leído ni dos páginas del libro.

Sonia dijo...

Ya sabía que no ibas a pedir café cuando nos fueramos...
Una noche hiperamigable.

Funes dijo...

Y... usté me conoce, Sonia.

Carlita Online dijo...

Intresante relato y regracioso lo de Majul!!!!! Te dejó msj aquí para no jacer loq ue no me gusta que me hagan a mí....
Espero ir a verte pronto