domingo, julio 15, 2007

Alejandro Parisi

Delivery
Editorial Sudamericana - página 139

Acelero. Llegamos. Entramos y enciendo las luces. Vamos a la cocina y Eli se sienta en una silla. Dame un cigarrillo, dice y agarro un cigarrillo, lo enciendo y se lo doy. La miro. Fuma. Suelta el humo de golpe. Le doy la bolsita que me dio el rubio y ella prepara cuatro línesas arriba de la mesa. En la bolsa todavía queda. Saco mi billete y tomamos dos líneas cada uno y siento que la merca me llegó hasta el estómago. La puta madre, digo y como estoy mareado voy al baño. Miro el inodoro y vomito dos veces. La puta madre, pienso y no entiendo nada. Eli pone un CD y escucho la música desde el baño. Me arrodillo frente al inodoro y vomito otra vez. Me levanto y me enjuago la boca. En la cocina veo que Eli se tomó toda la merca. Hija de puta. El volumen de la música cada vez es más fuerte. Voy al living y ella está bailando arriba de un sillón. Loca de mierda.

*

3 comentarios:

blanca y radiante dijo...

Vos funes, deberías tomar merca.
Para que hables más de frente y menos a escondidas, se habla mucho, como te gusta... y siempre mal de todo el mundo, y lo más importante el merquero tiene la posta. Vos podrías ser el gordito, merquero, de la pandilla.
Cuando quieras, te peino unas rayitas.

Funes dijo...

Ya tengo dealer aunque estoy tratando de dejar, blanca.

saludos

Funes dijo...

...además...
...si el título del post es "yo fui merquero"...



largá vos la merca

otro saludo