viernes, noviembre 16, 2007

... y que se arme...

[...] Hacéme un precio las bolas: te vendo dos, tres. Hay que repartir un poco la torta, Macrista. Pero no hay caso. Se enojan. Pareciera que uno además de ser boludo tiene que comer vidrio. Y se confunden. Comer vidrio no.
Por eso es jodido hacer una editorial independiente. Porque el comprador de libros tiene vicios que no se puede despegar por culpa de editoriales que hacen 500 ejemplares de un título del que venden 150 y después los 350 restantes los meten en un depósito o se los clavan en el culo al autor. Y pensar que quiero ser autor. Pero tampoco quiero que me metan libros en el culo. Que me metan la picha, vaya y pase, por lo menos van a tratar de seducirme.
Pero que me metan libros... qué se yo. Bah, sí sé: obvio que no.

Fragmento de autor con editorial.
El otro día pensaba.
Que tengo tan pocos recursos. Que nadie me paga por lo que hago. Que el esfuerzo que hago depende de la "buena onda" de mucha gente. Que más allá de las grandes ideas que funcionan con baldes debajo de las goteras no "saco el provecho" que debería de los proyectos.
No hace mucho me ofrecieron hacer un libro. Un libro en la editorial. Un descerebrado. Iba a pedir un subsidio para publicarlo y la idea era comerse toda la plata. Yo pensé, otra vez; este pibe está loco. Me mandó un cuento (porque claro, era escritor) y me dijo que lo corrigiera que necesitaba una mano. Aunque no soy editor, sí soy hombre de pocas palabras. Si no le gusta, listo. Pero no voy a andar excusándome, es insoportable.
Me volvió loco.
Dos meses y medio con mails de ida y vuelta. Con miles de preguntas y cuestionamientos sobre el cuento. Histérico, totalmente. Me dejó seco y casi ni lo conozco. Me exprimió. Otro que se aprovechó de "mi virtud" para transformarse un hijo de puta que me pide siempre, me pide siempre, me pide siempre hasta que me harté.
Y largué todo a la mierda. Hasta el proyecto del libro por la Funesiana. Eran 1000 euros. Porque no sé qué contacto tenía con no sé qué empresa. Un proyecto editorial fuerte.
-Funes, ¿cuándo viste mil euros todos juntos?
-Man, no sé ni de qué color son los euros.
¿Te imaginás? Si por un cuento de mierda de 2500 caracteres (porque era un cuento de mierda) me hace estos planteos y desplantes; por 1000 euros (hasta yo mismo se lo hubiera permitido) era capaz de internarme en el neuro psiquiátrico.
El otro día pensaba.
Si a mí, con esta fuerza y esta garra que le pongo (vamos, vamos, reconozco que no hay calidad aún, que todo tiene un enorme valor por ser bienintencionado pero nada más) me llega a ir bien, más de uno va a decir hijodeputa flojále.
Porque si se avivan de editarse a sí mismos y en lugar de firmar un contrato x el 10 % (con la sobada de garcha que implica) lo firman por el 70 %; ser escritor y publicar tu obra pasa a ser otra cosa. Algo rentable. Algo de lo cual vivir.
Y claro, dejamos de alimentar bocas: libreros, distribuidores, diseñadores, gerentes de márketing, sastres, periodistas culturales; todo aquél que vive de la industria editorial, digamos, ¿no?.
Entonces no, no. En lugar de que toooodos se editen a sí mismos, mejor repartir un poco, macristas. En lugar de editar a los mismos 100 de siempre, agarren la lista, sacúdanla un poco y renueven los nombres.
Repartir. Eso.
Un poco, ya sé que sos muy avaro, macrista. Pero un poco no te va a lastimar. Es más, no solo va a estar bueno buenos aires si no que
¡seguís ganando!
Al renovar la lista
¡vas a vender más!
pensá que te gustan las chicas o los chicos
¡vas a coger con más personas!
ponele que te gustan otros estilos
¡vas a leer muchísimos estilos!
ponele que te gustan escritores que la lukean
¡vas a editar todo look posible en un escritor!
ponele que quieras llenar la lectura que organizás
¡vas a llenar con la gente que invitaste y con la nueva y con la gente que viene de antes que les gustó tu idea y con la gente que supo por otra gente (que no puede ir) que tiene ganas de ir y que no sabe con qué excusa ir!
Te das cuenta, macrista.
Es un negocio redondo.
Para vos, que te gustan los negocios.
Repartí la torta, gil.



digamos que más o menos
de eso voy a hablar en
Rafaela mañana

6 comentarios:

Scott dijo...

Funes, qué más puedo decir salvo que tenés razón en todo. (o en casi todo, así no te doy el gusto completito. Un abrazo.
Tengo blog: elcirculointimo.blogspot.com
Scott

Fuiste mia un verano dijo...

voy a matarme a besos invisibles, y nunca vas a saber lo que es el amor porque es todo para mí

la Vanguardia Open Gallo ha muerto

lahe dijo...

che, horrible que no pasé!
me quedé laborando en el club y dps me tiré a dormir una siesta!

elgatoencadenado dijo...

hay que destripar a la oligarquía...

Ana Wu dijo...

"y así está en país"
(?)

Funes dijo...

No seas canuta "fuiste".
Hay que, Gatuna... hay que.
Ana, no la entendí.

Te dejé comment, Scott.
Lahe, lo tuyo: impresentable.