domingo, diciembre 02, 2007

Erotic room

Anoche soñé con Macri. Que me lo encontraba en una parada de colectivo, a las 3 de la mañana. Cerca de tu casa, Jota; ahí por Urquiza. Se me acercaba y me pedía una moneda para viajar. Tomaba el 114 para el lado de Barrancas. Le dije que no tenía pero que tenía 2 pe que los cambiábamos en un kiosco si quería.
Me contó que le habían robado a la salida de una parrilla por Triunvirato y la vía.
-¿Desde ahí te viniste a pata, bigote?
-Sí, quería pasar por el Pirovano. Me pincharon con una faca, ¿ves?
Se levantó la camisa color caqui para mostrarme el riñón, así que tuve que sacarme los auriculares porque Cochise estaba al palo y quería escucharlo. Tenía los ojos llorosos, pobrecito, el bigotito como metido adentro de la nariz, atemorizado, de a ratos, en las cuadras sin iluminación parecía lampiño, parecía que lo escondía en sus fosas nasales para que apenas lo confundan.
-Está complicado, siempre es lo mismo - le dije cuando vimos el quinto kiosco cerrado.
-Si querés vamos a casa. No es lejos.
-¿Pero vos no vivís por Barrancas?
-Si querés vamos - insistió.
La verdad que a esa altura lo único que quería era escuchar Audioslave. Tenía unas ganas locas de que algo en mi puta vida me alegrara.
-Porque estoy triste, sabés, Mauri.
-No me digas, yo también. Nadie me quiere. Soy un queso. Todo lo hago mal. A la parrilla fui sin custodia porque pensé que Villa Urquiza era un barrio seguro.
-Villurca, tegobi... y no, le pifiaste, es más jodido que cueva talibán.
-Pero es re careta.
-Justamente. Lleno de ladris, preguntále a Jota.
-¿Quién es Jota?
-Un amigo de Fede.
-Defe.
-¿No eras de Boca?
-Para ser Presidente de Boca, no hay que ser hincha de ningún club. Hay que manejar plata, ¿entendés? Llegamos. ¿Subís?
-¿Adónde, Mauricio?
-A mi casa, Funesito.
"Funesito" lo dijo con un tono tan afrancesado que pensé en Telerman con bigotes. Y de repente estaba Macri, encima mío, con la camisa puesta, sin pantalones, cabalgandome al ritmo de Audioslave que me había dejado poner en su computadora conectada a un cinco punto uno que ocultaba los gritos y hacía temblar el durlock de un edificio de 124 pisos parecido al WTC.
No teníamos forros pero a él no le importaba: con la vaselina alcanzaba y sobraba...

2 comentarios:

lenguaviperina dijo...

0 comments!! La gente es así, como decía el Indio, la gente decente es diferente... no saben apreciar cuando uno está inspirado...

Funes dijo...

Pasa que son Macristas; en los post de putos no comentan.

Abrazo