miércoles, enero 23, 2008

A mis queridos...

...amigos de inglés:

Vayan al Desnivel... la verdad que se come bárbaro en ese lugar.
Lo conozco y siempre que puedo lo recomiendo... algunos platos son saladitos pero la mayoría son para compartir.

Ah, estoy de vacas, sí, Laura tenei razón.
Estoy parando en casa de Jorge Polanco, un poeta del valpo (Valparaíso, Chile).
Tengo una ardua vida de escritor de veraneo.
Ahora me quedo unos días más en Valpo, y después viajo pa Santiago de Chile. Ahí me reciben otros escritores que me alojarán un par de días más a cambio de que les enseñe a encuadernar. Y luego, viajo a Mendoza, a casa de otro escritor amigo que me estaba alojando que se llama Juan Pablo Souto y que tiene mis vinitos y el resto del equipaje.


Así que supongo volveré pal fin de semana... no se muy bien.
Y peladísimo... without any kind of money.

Por eso, les mando un beso grande y si vuelvo antes del viernes, se los doy yo mismo.
A Pablo no, a Pablo le doy un apretón de manos y un abrazo.
Coquis es como de la familia ya...
Saludos a Leila.

3 comentarios:

simon dijo...

en el desnivel te tratan como si te conciesen aunque no te junen (literalmente), esa es una gracia muy grasiosa que tienen. otra es que son mosos de jerarquia. de los que levantan pedidos en mesas de 13 personas sin anotar ni una palabra.
lucas, organizate una comilona ahi.

simon dijo...

jufre y bolivar si no me falla el razonamiento

M.Cúparo dijo...

Che, cómo se me pasó este post. Yo fui lavacopas en el Desnivel y mi hermano fue uno de esos mozos que mencionó Simón, de los que te putean en la cara si al flan no lo pedís mixto.

No le importa a nadie, pero no podía dejar de decirlo.