viernes, junio 20, 2008

Tres tristes rayas



Es muy simple. El epígrafe pide una foto para que le agregues un texto. Nada más. A mí me toca los viernes. Como no estoy seguro de continuar con el proyecto que está tomando nuevos y briosos rumbos empecé un cuento por entregas (uno por semana, ¿no?) que me está gustando escribir. Cuando lo termine voy a ceder mi espacio a uno de los varios escribloggers que reclaman un día para montar sus ideas y poblar el mundo con sus palabras. Por ahí les va mejor, por ahí no; lo importante es que no se corte, como decías a la vuelta de Bariloche.
El cuentito tucumano que estoy publicando se llama Una raya más del tigre y, por ahora, tiene 5 partes. Empezá por la que gustes:

2 comentarios:

el hombre de la bolsa dijo...

se nota lucas, que te gusta escribirlo, que te divertis. y recien en el 4 empece a sospechar que lo ibas armando en el momento pero esta bueno porque nos dejas acompañarte. lo que si, me da pudor leerlo en el trabajo por la imagen que lo acompaña, viste.
abrazo, ale
pd: me pasas el tel del zaguan

Funes dijo...

No.
Andá (o mandá a alguien) a Los Mudos y pedilo. Simón lo debe tener.

Abrz.
Graxs