jueves, junio 19, 2008

Y... hablando de la Jota Té


[...] El menemismo creó esta lógica totalmente contradictoria que estamos viviendo ahora. Como dice Marx, a veces las clases se mueven en contra de sus propios intereses de clase. Los ’90 instauran una lógica en la que no sé qué era ser rebelde, pero el eje no pasa por ahí. El eje tiene que ver el fin de la historia. En los ’90 se acabaron las vanguardias, se acabó la historia; es el fin de los grandes relatos, no pasa nada más. Ese era el discurso: Fukuyama para principiantes, avanzados y profesionales. No sé si ser rebelde, pero resguardar la individualidad era darte cuenta de que no todo estaba dicho, que el tiempo seguía su curso, se seguía haciendo música, una excelente música, seguíamos teniendo mártires, como Kurt Cobain, seguían pasando un montón de cosas y había un montón de cosas que decir. Fue jodido tener padres maoístas en la universidad, maoístas desencantados, quebrados, aburridos, que habían vuelto en los ’80 con la socialdemocracia, que decían que había que aprovechar las mieses del capitalismo y que nos impusieron los derechos humanos como una responsabilidad nuestra. ¿Yo tengo que salir a velar los muertos de otra generación? ¿Por qué? El tema de los desaparecidos nos tocaba de una manera, pero ellos nos imponían el tema de un modo completamente artificial. Rebeldía en los ’90 era decir eso; ibas a la facultad y era un quilombo, había un montón de consignas que no te interpelaban de ninguna manera, y el progresismo le hacía el juego al menemismo. Había un mandato muy fuerte de hacerse cargo de una parte de la historia que nosotros no habíamos vivido. El rock visceral aparecía como un lugar donde uno podía crear otros lazos de pertenencia [...]

Pregunta: ¿músicos anónimos, ensayando en los sótanos del mundo, yo los saludo, no está citando a AC/DC?
Otra
Que un trago que tiene seven up y vino blanco se llame Heavy Metal es re bardero... ¿no? Por lo menos, en mi barrio, ese trago era para nenitas.


Silvina Friera [le hace un par de preguntas] a Terranova sobre la novela que hemos leído y hemos disfrutado. Lo mismo que algunas de las respuestas que dio.


*

2 comentarios:

diego.ve dijo...

La frase de ACDC es "For those about to rock, we salute you", sí. Y después: el heavy metal es la bebida punk por excelencia, por relación calidad-precio: es el más barato, es el que te dura más y te eskavia al toque. En mi adolescencia yo tomaba mucho heavy metal. También se habían puesto de moda las bolskaya, pero esas eran un recreo. Y mi amigo Pancho siempre le ponía rivotril al Uvita y lo agitaba gritando "a ver loco, dale, vos que decís que sos pank, nou fiuchur". Una vez chupamos el piso porque se nos había caido el heavy y nos paró enfrente un patrullero con las luces prendidas.
La entrevista esa a Terra es muy buena.

Gogui dijo...

Yo pienso que ese trago es de nenas. Y si, muchas de las respuestas son brillantes!

muy buenas anecdotas de Vecino!