jueves, octubre 23, 2008

Biografía de autor

Sebastián Silva

Nacido en el año 1977 arranca sus estudios secundarios consciente de su alto nivel de sensibilidad y le dedica dos o tres años a la lectura de poesía. Conoce todo tipo de extremos adolescentes y su vida gira en torno a los viernes, sábados y domingos durante los cuales, con un grupo de amigos, conoce varias drogas y toma todo tipo de bebidas. Su siguiente etapa, bastante más violenta, lo encuentra en la cama de varias poetas que le demuestran que su talento innato es un invento de su madre que siempre lo apañó y estimuló para que "hiciera arte".
Decide alejarse de la literatura sin haber escrito un solo poema y comienza a trabajar una vez terminado el secundario. Tampoco encuentra placer en el trabajo por lo que empieza un diario de crónicas de sus viajes en el colectivo línea 93 de lo cual extrae su primer libro de cuentos Recorrido Empedrado.
Editado por una editorial que le cobra mil pesos en todo concepto, no vende más de 100 ejemplares por lo que decide llevar los 600 restantes a San Justo, la casa de su abuela. Allí conoce a Elena, la enfermera que cuida de su abuela. Elena será la única mujer que le provocará orgasmos múltiples y a quién le dedicará su siguiente libro de relatos eróticos, Taladro mecánico.
El libro permanece inédito por lo que decide empezar un taller literario e invertir el dinero en más clases y no tanto en libros. Conoce muchos escritores que solo le reconocen como bueno el título de su libro inédito por lo que decide escribir otro. Copiando a sus compañeros, usándolos como personajes o utilizando sus consejos, escribe su primera novela: El Embalse Roto.
Tampoco se publica.
Decide abandonar la escritura para contactarse con el fondo mismo del alma emborrachándose en bares donde consigue sexo fácil y drogas blandas. Conoce a una cuarentona que la dobla en edad (y en la cama) quien casualmente tiene una editorial independiente en franco crecimiento. Para estimular los encuentros, la cuarentona propone editarlo a cambio de mantener su relación de amantes durante un tiempo. La novela se publica sin mucha pompa y poco a poco se transforma en un pequeño secreto elogiable.

Durante dos años vive de viajar y escribir crónicas de sus viajes para publicarlas en un diario de Junín bajo el pseudónimo de Rafael Peralta Ramos. Se contacta con grandes empresarios sojeros quienes lo estimulan a publicar sus novelas e invierten en el gasto de publicación. La novela vende miles de libros aunque nadie conoce una sola foto de Rafael Peralta Ramos. Ya no tiene amante y con algo de dinero en el bolsillo decide anotarse en un taller literario a cargo de un joven editor bastante famoso que antologa para grandes editoriales. Lo reconoce en una fiesta electrónica y le invita las drogas toda la noche en la que terminan juntos en una cama aunque con la ropa puesta.
Este secreto los une y Sebastián lo utiliza para extorsionarlo ligeramente.

Nuestro Rafael, ahora vuelto nuevamente Sebastián Silva, publica sus primeros cuentos a pedido logrando cierto reconocimiento entre los críticos de los más importantes medios de comunicación. Le piden que recomiende jóvenes escritores para seguir antologando y hace una lista de todas las mujeres y hombres con las que tuvo una relación mínimamente sexual: el criterio le sorprende al adicto editor quien, de todas maneras, le lleva el apunte y los libros se transforman en un best seller nacional de gran llegada.

En ninguno de esos libros están sus cuentos.

Ahora trabaja en una biblioteca.
Con tres novelas inéditas y un libro de cuentos en work in progress trata de no juntarse con ciertos muchachos a los que solo les interesa el alcohol y la fama de pacotilla y espera que le llegue un mail serio de una persona seria para publicar unos de sus muchos libros serios que escribió cuando tomaba merca en compañía de aburguesados escritores sin fama.


*

1 comentario:

naturline dijo...

Fantástico blog me gusta me ha aireado mi imaginación y pensamiento estancado, muchas gracias por su edición con tan buen gusto felicidades, reciba un abrazo.