jueves, noviembre 27, 2008

El Indio, un ejemplo



Cuando ya te ha ido bien y todo el mundo lo que quiere es un pedazo de tu torta, en realidad, ya no tenés los problemas que tenias cuando recién empezabas, de que hay un montón de consejos férreos que te dan los productores y todas las decisiones que toma la compañía por vos.
En éste momento seguramente, si yo firmara un contrato con la Warner o cualquiera, es para que haga lo que se me canta el forro de las pelotas porque está comprobado que funciona, simplemente quieren tenerte en su grilla, es eso lo que pasa.
Lo que está bueno es que no tengo que consultar con nadie, ni cronometrar con nadie nada, son las decisiones que tomo yo, nadie me presiona para que saque el disco, si yo lo voy a sacar cuando creo que está, entonces esas son las ventajas.
Económicamente, en realidad me estoy enterando lo que ganan los artistas, los grupos oficiales, y ganan bastante bien, en el caso mío, independientemente de que me va bien porque va mucha gente a verme, yo el show que tengo montado en éste momento necesito de 20 a 25 mil entradas para pagarlo y como no me gusta los sponsors, lo pago con el culo, es así de simple. A mi me va bien, pero tampoco lo que cree la gente, porque la mitad del público que me va a ver, en excelentes condiciones, que son 40.000 personas, se lo lleva el armado de los equipos, las pantallas, el costo de armar un show de éste tipo.
En realidad de lo que no tengo ganas, es de estar fichado en ninguna grilla, me fue bien hasta ahora, no necesité nunca de eso, y la contra es que te hace sentir el peso, te alquilan el equipamiento para que vos no lo tengas, aunque ya no lo van a usar, su relación con los medios es mucho mas aceitada que la tuya, mientras que vos das un reportaje cada mucho tiempo y no pagas prácticamente nada, y los medios de ésta gente paga páginas enteras de promoción, hace invitaciones muy cordiales porque en realidad paga todo los sponsors, lo mismo que la venta de entradas, vos compras un teléfono y te regalan 2 entradas, entonces económicamente es muy conveniente estar fichado. A nadie le interesa un modelo de éste tipo.


*

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Ejemplo de arrogancia y de amargor. Todos se venden, menos el (o mejor dicho, El). Entre "esta gente" que trabaja con las "compañias" esta su buen amigo Calamaro. Pero claro, es el asunto de la paja en el ojo ajeno y no la poronga en el propio. Todos transamos un poco para sobrevivir, piscui, vos tambien. Todos nos damos cuenta; no laburas de voluntario en un leprosario.

Funes dijo...

Yo soy el más transa, amigx.
¿Cucháme, siempre sos así, tan aparatx? Lee un poquito más este blog o venite un día y charlamos, vas a ver que soy reverendo hijo de puta, boludx.

Estos anónimos moralistas me inflan un poco.
Ah, y ponete un nombre, piscui.

Besitos en la cola

Cornelio (solo por esta vez) dijo...

Pero que polvorita que sos, mi amor. No se hablaba de vos sino del pibe Solari.Del centro, no de la periferia. Escribis bastante bien, pero lees muy mal, pibe. O te levantaste mal. Moralista eu? yo no existo y tampoco me quejo de lo que me cuesta organizar un show para 25 mil cabezas, desde mi bunker secreto con amo de llaves y chofer. Vos explicame ejemplo "de lo que" es Solari. Por mi parte, y a ver si te soy claro: lo que me da por el forro subterraneo de las pelotas es que, me guste o no su musica, que me gusta y mucho, este tipo se ponga en superheroe de la independencia y de la remada. No se como a vos, justamente, no se te ponen los pelos de punta. Y para finiquitar, seria lindo que todos hicieran la gran Coetzee, que si queremos saber algo del artista, que leamos sus textos o escuchemos su musica, only.
Ah, mi nombre es Cornelio, pero no lo uso mucho.
Apreton de nalgas,y todo te vaya con viento en la popa.

Funes dijo...

Cornelio, querido (solo por esta vez), que me encanta ser polvorita. Cada uno vive de lo que puede.

Ahora se te entiende un poco más y hasta me parece interesante lo que te pasa por el subterráneo.
Creo que hace rato estoy pensando en los Cornelio y sus subterráneo porque más que "él que se pone en ese lugar" hay un "el periodista cree que", ¿no te parece?

No niego que algunos sean unos chanchos pero creo que es necesario hacer la diferencia con los que le dan de comer (en este caso vendría a ser yo que extraigo esa frase que me conmueve especialmente por misteriosas razones).

Otra: si todos fueran Coetzee, los jurados del Nobel no sabrían a quién darle un premio. Está bien que haya un Coetzee; pero, como decía el barba, la primera es como tragedia y la segunda como farsa; otro como ese africano y se acaba el chiste.

Tengo una amiga que se puso tetas. Para los que la conozcan ahora (le quedan muy muy bien, te digo) ella será como una Coca espectacular y accesible que no tiene desperdicio bomba atómica y letal del sexo.

Para nosotros que la conocemos tanto y desde que la rema, seguirá siendo la nena que se copaba a hacer el asado cuando no había mano para hacerlo o la que te hacía "ubicate" en la bocha.

Creo que el tipo iba a llegar al chofer y al bunker tarde o temprano pero para nosotros (vos y demás) que lo conocemos bien, sabemos que, como ahora, el tipo la sigue remando.
Obvio que remarla lo pone en un lugar de amargura y alto resentimiento porque se remó bastante pero no me podés negar que la remó.

Por siempre Cornelio dijo...

Adhiero a todo, tenes quasi-razon, aclarados los puntos. Dos cosas para terminar: mas que remar, el Indio me parece que ya esta haciendo la plancha. Yo creo que ya esta, ya llego, que esta en el lugar de la estampita, y ahi no hay lugar para el resentimiento. Vos te verias asi despues de Estocolmo? No se, deberia haber alegria, y ganas de vacunarsela a los otros, la alegria, vistes. Por lo menos para que los que todavia arrastran la piedra cuesta arriba sientan que algo cambia para bien cuando haces cumbre.
Y segunda y mas importantemente, me gustaria conocer a tu amiga la Coca. Las tetas son un plus, pero mas me parte el bocho la mina que te hace un asado. Bah, que juegan con fuego.
te mando un pico.

Funes dijo...

Ahí nos diferenciamos de vuelta, querido Cornelio. No creo que cuando hacés cumbre algo cambie para bien. Cambia seguro aunque si sos bichaje, vas a seguir siéndolo. Con o sin cumbre.
Lo de estimular a los que la están remando creo que es otro trabajo. Bastante honroso y noble, por cierto. Pero como lo mío es la incorrección política, creo que "lucharla" en un lugar tan mezquino cómo la música (ni hablar el ambiente literario) es algo que requiere más tozudez que talento. Y, para colmo, sabemos que no hace falta ser inteligente para ser tozudo. El otro barba dice que a los blanditos los vomita D´s.


Te irás dando cuenta de que soy un hombre lleno de prejuicios. Una batalla diaria, te diré. Pero divertida.

En fin.

Con respecto a tu bocho, la susodicha tiene un nivel de responsabilidad bastante alto y su ocupación es la de oficinista por lo que cruzarla cada tanto se hace complicado porque encima hace "de la casa al trabajo y del trabajo a la casa".

Cada tanto derrapa, como todos, así que es cuestión de esperar con el babero y los cubiertos afilados a que la sirvan en bandeja.

No te mando otro pico porque mi homoeroticina del día ya está cubierta. En todo caso, mañana.