martes, abril 14, 2009

Semana santísima

tengo un olor a cordillera
que me derrito encima


Es la primera pascua que no morfo rosca. A eso hay que sumarle que me costó explicarles a mis amigos chilenos cómo o en qué consistía la rosca de pascua. Creo que me estoy volviendo un insensible. Para muchos acá, en Buenos Aires, que no se animaron a decírmelo ni por mail, ya desde hace rato soy un insensible. Me he enterado en Chile de la enorme cantidad de gente que me odia y descalifica con gran fruición aquí en mi ciudad. Como le dije a Marco Indignación Cabezona, son cosas que pasan, nada con lo que dramatizar.

¿Prueba superada?

* No vendí una goma pero para todo lo demás existen los viajes.
* Volví sin un cobre porque en Chile ya se lo robaron todo (cuak) y con varios libros bajo el brazo. Desde dormir con dos poetas en la misma cama hasta conseguir excelente papel a 500 pesos chilenos x 1 kg, no puedo decir que fallé.
* Anduve en bici, disfruté del reviente porteño en el PROA y hasta me clavé un pisco junto al Cardani y el Guido sin chistar.
* Se me pegaron varias expresiones tipo "chucha" o "poh" aunque no me causan tanta gracia como cuando las escuchaba del otro lado de la cordillera.
* Leí, subasté, tomé (obvio) mucho, caminé más Santiago, me puse al día con la elección presidencial que se viene a fin de año (si Piñera llega al poder - lo más probable - De Narváez y Macri van a tener un aliado de fierro y un estímulo para postularse en la próxima elección) y me volví a maravillar con los subtes chilenos:

La rueda que giró
por primera vez en la historia
es a la Ferrari Testarosa
lo que el Subte A de Buenos Aires
al peor vagón en Santiago de Chile

* También aprendí a organizar un viaje con tiempo (ya que no lo hice para este) así que el próximo, que podría ser en octubre, va a estar mejor.

* Mi plan de volver a Buenos Aires hecho un completo millonario fue un chás-chás en la cola. Debido a falsos datos que me dio una escritora chilena terminé confundido: allá el público de las lecturas está tan tirado como el de acá.

* Me enteré del ALBA y vamos a tratar de participar.

* Me enteré de que no está más El Club de la Comedia así que mi amor imposible, la Natalia Valdebenito, debe andar desesperada buscando su lugar en el mundo. Por ahora se conforma con publicidades piolas.

* No me anduvo el roamming y el alejamiento de internet mejoró mi capacidad pulmonar, vista y flujo sanguíneo.

* Conocí a Lorenzo y le caí muy bien. Tenemos nuestro feeling.

* Conocí a Germán Carrasco y también me cayó diez points.

* Creo que si un día puedo elegir, viviría en el medio de la montaña: más precisamente en Uspallata, Mendoza.

* Dibujé más de lo que escribí pero la crónica ya está casi lista así que... pensé editarla en papel y poner un mini-resumen en el blog de mis viajes.


Y decidí más cosas en el plano personal.
Como que voy cambiando la piel.
Y eso siempre es bueno.


¿Preguntas?

*

2 comentarios:

Nicolás Hochman dijo...

Sí, yo tengo una pregunta: ¿fuiste a El Playa?
Y sí, los subtes son increíbles.
Pero no se dice "poh", sino "po'".

Funes dijo...

No, no fui porque ya no organizan más lecturas como antes. Pero como te había anticipado, antes no estaba seguro: sí, en el 2008 fui a El Playa. Alta joda tuve.
En cambio, por fin conocí La Sebastiana. Estuve hablando de mi visión de la literatura ahí mismo: ¡sacrilegio!

Y lo puse con "h" porque me colgué viendo 1810 un bizarrísimo reality que subtitulaba las conversaciones entre los participantes y ponía así; con la muda.