jueves, agosto 20, 2009

Dandy en el Restó

O podría llamarse
"Ser donantes hoy"





Hace como ocho o nueve años que me tomo un café con leche sin culpa. Porque a veces uno gana la plata vendiendo paco, otras vendiendo un libro que tanto quisiste pero como te falta el mango lo tenés que vender igual y la tristeza que te inunda cuando bebés ese café que pagás con plata de la venta inevitable te abroquela el alma al puercoespín que te calza justo para romperte la existencia. Y claro, se bebe con culpa. Con resentimiento.

Pero hace un tiempo que bebo un par de cafés al año sin problemas. Porque dono sangre bastante seguido. Cada cinco o seis meses agarro una listita que tengo y me fijo quién puede necesitar mi sangre. No es que sale en el diario. Por ahí algún amigo necesita. Otras veces, como es éste caso, yo necesito.
Mi viejo se tiene que operar y necesitamos donantes de cualquier grupo y factor. Hay que estar en el IADT - Marcelo T de Alvear y Larrea - de lunes a viernes de 8 a 11. Te sacan medio litro. Mi viejo se llama José Oliveira. Ahora, como ya doné yo, solo falta uno. Pero no lo conseguimos.

Lo bueno que tiene este caso, o este lugar, es que te atienden como un Rey. Y te ganás un café con leche y medialunas gratis, por supuesto. Te lo sirven en el Restó del lugar. Arriba pueden ver la fotito; siendoundandy.com se llama la página a la que voy a mandar mi pic.

Otra cosa importante para saber del IADT es que algunos empleados están de paro. Hay un reclamo importante que vienen haciendo hace bastante y al cual habría que prestarle atención. Mientras tipeo esto, escucho tronar los trestiros que trajeron los muchachos.

Ahora, me rajo porque ya estuve dos horas acá recuperando el color en mi piel. Si observan cuidadosamente, podrán ver que estoy pálido. Sigo siendo un negrazo, pero el que me conoce verá: estoy más palidón.

Ya pasó. Don guorry, Torry.


*

3 comentarios:

Anónimo dijo...

¡¡Ese jopo, papá!!

Funes dijo...

Tremendo.
Es la mañana, anónimo; ¡es la mañana!

AEZ dijo...

Iría como loco... si no estuviera en Bahía y si no me desmayara cada puta vez que me sacan sangre.