martes, mayo 20, 2008

O eres VIP o no lo eres

-Funes, estoy mal.
-¿Pero qué pasó ahora?
-Me dijeron que soy un VIP.
-¿Y qué tiene? Está bueno, ¿o no? ¿Te sentís injustamente calificado?
-No, no, no querido... VIP no es más Very Important Person.
-¿Ah, no?
-Nooo... por favor, que ignorante que sos... No, no, ahora es Very Important Pelotudo.
-Ah, claro... Ja. Está bueno.
-¿Pero a vos te parece decirme very important pelotudo a mí?
-Bueno, José Pablo, vos te lo buscaste... Mirá... que no te nombren el Rey del Sector VIP... ¡Eso sí es sorprendente!
-No, no; no es así, Funes. Yo tengo razón. Vos también sos un pelotudo.
-Bueno, podemos estar de acuerdo pero no podés andar diciendo que cualquiera que tiene un blog...
-Sí, sí... ¡claro que puedo!
-Pará, pará, no te calentés. Escuchá. Tenés razón; hay mucho mucho blog. Y cuando hay mucho, hay variado. Y cuando hay variado, hay basofia. Y vos sabés que el mundo es mediocre y blablablabla... ¡todo eso que me decís siempre, Juan Pablo! Pero salir así... con los tapones de punta.
-¿Pero tengo razón o no tengo razón?
-Se te hinchan las venas, Juan Pablo, calmate un poquito, querés.
-¡Pero me tienen harto, carajo! ¡¡Si quieren que opine y no les gusta que se vayan a cagar, viejo!! ¡Soy uno de los pocos que dice lo que quiere! ¡¡Son todos unos cagones!! Eso es lo que pasa.
-Calmate, calmate. ¿Querés un chupetín?
-...
-Tomá.
-...
-Despacito, despacito... Despacito que tengo más si querés.
-...
-Respirá hondo.
-...
-Bueno, ahora. Pensemos juntos.
-...
-Hay muchos blogs. Es cierto. Hay mucho pelotudo, también es cierto. Vos te rodeás de muchos también; no te hagas el santito. Pero tenés que leer varios blogs. Vas a darte cuenta que hay varios, que, por ahí no son los máááááás leídos, es cierto, pero tienen muchas cosas interesantes. Y algunos que son muy malos a veces tienen dos o tres posts que los salvan...
-¡Yo leí varios blogs y escriben todos como el culo, viejo!
-¡Pero no leíste todos! Además no hay muchos que usen el blog como un soporte de escritura para exp...
-Soporte las pelotas. Está mal escrito y está mal escrito. Acá y en la China Comunista eso está mal.
-¡Juan Pablo! ¿Cuántos libros malescribiste vos?
-¡Ninguno, querido! ¡¡Ninguno!!
-¿Y cuántos libros se publican por mes en el país?
-¡No se!
-Dale, decime una cifra.
-No se, no tengo la cifra, no quiero decir una pavada.
-¿Y al año?
-Muchos más.
-Já - já - já... qué chistoso.
-¿Pero qué tiene que ver?
-¿No te parece un poco de very important pelotudo decir que los escritores deberían recibir una patada en el culo porque hay 800 de 1000 libros mal escritos? ¿Vos te merecés una patada en el culo?
-¡¡Jamás, querido!! ¡A mí me la tienen que chupar con una alfombra roja debajo!
-Qué ordinario, Juan Pablo.
-Y vos un inútil. Tu blog no sirve para nada.
-¿Y quién te dijo que tiene que servir para algo?
-Deberían ponerles un brazalete a los bloggers. Así los identificás en la calle y les das una patada en el culo.
-¡Pero qué guazo que sos, viejo! Con vos no se puede hablar.
-Y con vos tampoco, pendejo. ¿¡Para qué me preguntan si no se bancan las respuestas, me digo yo!?
-Calmate, Juan Pablo.
-No puedo más... te juro. Pasame el teléfono.
-¿A quién vas a llamar?
-A Cristina. Voy a ver si puedo cenar con ella y su marido.
-Ellos sí te tratan bien, ¿no?
-Ellos me tratan como me lo merezco, carajo.
-Bueno, bueno, bueno... calmate...
-...
-¿Querés otro chupetín?
-¡Dame! ¡Y marcame el número, querés! Este stress me está matando, querido.


*